eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Argentina supedita pago de deuda Club de París a capacidad e interés nacional

- PUBLICIDAD -

El Gobierno argentino reiteró su voluntad de establecer un régimen de pago de los 9.500 millones de dólares que adeuda al Club de París, pero subordinó su negociación, iniciada hoy en la capital francesa, al interés nacional y la capacidad de pago del país.

"Existen diferentes cursos de acción respecto a la voluntad de la República argentina de establecer una condición de pago de deuda, pero que siempre atiende el interés nacional", apuntó el jefe del Gabinete de ministros, Jorge Capitanich, durante una rueda en Buenos Aires.

Capitanich condicionó la negociación del pago de la deuda contraída con el foro de 19 países europeos a "la capacidad de pago efectiva (de Argentina), en virtud del vencimiento de los servicios de la deuda pública".

Capitanich aseguró que esta será la línea planteada por el ministro de economía argentino, Axel Kicillof, quien viajó este domingo a la capital francesa -acompañado del exministro y actual embajador ante la Unión Europea, Hernán Lorenzino- para comenzar las negociaciones con el Club de París.

"El instrumento de pago debe ser compatible con el flujo de servicios de capital e intereses de la deuda. Esa es la condición básica de negociación que tiene el país", subrayó el jefe de Gabinete.

"Argentina tiene una proyección cercana a los 5.500 millones de dólares para este ejercicio fiscal y el próximo tiene una cifra aún superior. En virtud de ello, los vencimientos programados por Argentina para el 2016 al 2019 tienden a ser decrecientes", explicó.

Capitanich destacó que tras el default declarado en 2001, en medio de una grave crisis económica y social, Argentina inició un proceso de renegociación de los numerosos compromisos internacionales de deuda pública, que ha permitido un ahorro de 81.000 millones de dólares en beneficio del país.

A finales de 2013, Argentina alcanzó un acuerdo con un grupo de fondos de inversión que le permitió cerrar juicios abiertos por empresas extranjeras contra el país en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), dependiente del Banco Mundial.

Los acreedores internacionales plantearon que si Argentina no ofrece un plazo corto de pago -18 meses como máximo- debe intervenir el Fondo Monetario Internacional como agente de monitoreo del desembolso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha