eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Arranca la campaña para el polémico referéndum del Kurdistán iraquí

- PUBLICIDAD -
Arranca la campaña para el polémico referéndum del Kurdistán iraquí

Arranca la campaña para el polémico referéndum del Kurdistán iraquí

La región autónoma del Kurdistán iraquí dio comienzo hoy a la campaña para el referéndum de independencia previsto para el 25 de septiembre, que las autoridades kurdas insisten en celebrar, a pesar de la oposición del Gobierno de Bagdad y de algunos partidos kurdos.

La campaña durará dieciocho días y a la consulta están llamadas a las urnas 5,5 millones de personas para decidir el futuro de esta región, ubicada en el norte de Irak y que goza desde 2005 de un estatus de autonomía, según la Constitución iraquí de ese año.

Shorash Hasan, director de comunicación de la Alta Comisión Electoral kurda, aseguró a Efe que el organismo ha terminado los preparativos para el referendo, entre ellos actualizar el registro de votantes.

En las pasadas semanas, diez partidos o coaliciones presentaron su documentación ante la comisión oficial y pueden a partir de hoy hacer campaña a favor o en contra de la consulta, según las normas establecidas, detalló Hasan.

Asimismo, se han registrado observadores locales y extranjeros, junto a medios de comunicación que cubrirán el polémico referéndum tanto a nivel nacional como internacional, aunque no especificó cuántos.

La comisión dispone de oficinas en las cuatro provincias kurdas (Erbil, Duhuk, Suleimaniya y Halabsha) y en los denominados "territorios disputados" (Mosul, Diyala y Kirkuk) con el Gobierno central de Bagdad.

En total, se establecerán más de 2.000 centros de votación en esas zonas, con más de 12.000 puntos para depositar la papeleta del "sí" o del "no", explicó el representante oficial.

Además, la comisión ha creado una web para que los kurdos residentes en el exterior puedan votar de forma electrónica y resaltó que esta página está protegida contra los ataques informáticos y otras posibles manipulaciones.

En las calles de Erbil, capital del Kurdistán, aparecieron hoy los primeros carteles electorales, aunque por el momento no son muchos.

Un vecino de la ciudad, Ibrahim Hama Aziz, expresó a Efe su convencimiento de que la votación va a "causar grandes problemas a los habitantes de la región, que viven en seguridad desde hace muchos años", en referencia a la relativa estabilidad de la que goza el Kurdistán en comparación con el resto de Irak.

Hama Aziz agregó que el Gobierno kurdo "no dispone de los elementos para establecer un Estado" y "no es capaz de administrar la región", y puso como ejemplo el hecho de que no ha podido pagar los salarios de los funcionarios desde hace tres años.

"Como ciudadano, deseo que aplacen el voto para más adelante porque necesitamos tiempo y no podemos acelerar (el referéndum), a pesar de que apoyamos tener un Estado kurdo separado de Bagdad", señaló.

Por otra parte, Filah Mirani se mostró a favor del "sí" y pidió reformar el Gobierno kurdo.

"Estamos hartos de vivir con el Gobierno de Bagdad y, si este acepta (los resultados), vamos a ser buenos vecinos. Si no -y esto no lo deseamos-, continuarán los problemas", advirtió este ciudadano kurdo.

A tan sólo veinte días de la consulta, algunos partidos de la oposición siguen pidiendo que se posponga y que se cumplan varias condiciones para ir a las urnas.

El Movimiento del Cambio (Goran) y la Agrupación Islámica (Komal), que se reunieron ayer en Suleimaniya, pidieron aplazarlo hasta que el Parlamento reanude su actividad, interrumpida desde 2015, ya que la cámara debería ser la que convocara la votación, y celebrar elecciones generales en el Kurdistán.

Sin embargo, el gobernante Partido Democrático del Kurdistán (PDK), liderado por el presidente Masud Marzani, insiste en que este es el momento adecuado para ir a las urnas.

Un miembro del PDK, Sobhi al Mandalani, aseguró a Efe que "la decisión fue tomada después de que fuera imposible colaborar con Bagdad", en referencia a las demandas y reivindicaciones de los kurdos de cara al Gobierno central.

Este se opone frontalmente a la celebración del referéndum, que considera inconstitucional, y los países vecinos, sobre todo Turquía, con población kurda, se han mostrado contrarios, mientras que EE.UU. ha pedido retrasarlo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha