eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Asisten al funeral por los asesinados en Kabul los embajadores de EEUU y Noruega, cuyos militares liberaron la Embajada

El funeral por los agentes de Policía Isidro Gabino Sanmartín Hernández y Jorge García Tudela, asesinados el pasado viernes en un atentado en Kabul (Afganistán), ha contado con la presencia de los embajadores de Estados Unidos y Noruega, países cuyos militares liberaron la Embajada española atacada.

- PUBLICIDAD -

Los Reyes Felipe y Letizia han presidido la tarde de este martes en el complejo policial de Canillas una ceremonia en honor de los agentes fallecidos a la que también han asistido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los líderes de los principales partidos políticos.

Los embajadores de Estados Unidos en España, James Costos, y el Noruega, Johan Christopher Vibe, han representado en el funeral a los países cuyas fuerzas especiales liberaron la Embajada española en Kabul tras el ataque terrorista.

También han acudido a la ceremonia en honor del agente Isidro Gabino San Martín y el subinspector Jorge García Tudela --a quienes se ha impuesto a título póstumo la Medalla de Oro al Mérito policial-- los embajadores de Finlandia y Reino Unido.

En el funeral también han estado presentes los otros siete policías que estaban en la Embajada de España en Kabul en el momento del ataque y que lograron sobrevivir a las doce horas de asalto terrorista. Han llegado en el mismo avión que ha trasladado desde Afganistán los cadáveres de sus compañeros.

Los líderes de los principales partidos han aparcado sus actos de campaña para asistir a este acto fúnebre. También ha asistido el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, los altos mandos de la Policía y la Guardia Civil, el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (el agente San Martín era de La Bañeza, León), y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha