eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Asociación Tercera Vía prepara su expansión fuera de Cataluña tras las municipales

- PUBLICIDAD -
La Asociación Tercera Vía prepara su expansión fuera de Cataluña tras las municipales

La Asociación Tercera Vía prepara su expansión fuera de Cataluña tras las municipales

La asociación catalana La Tercera Vía prepara su expansión al resto de España tras las municipales, con el objetivo de sumar apoyos a favor de un "acuerdo dialogado" y ante el riesgo de "fractura interna y social" en Cataluña, una estrategia que incluye una reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

En una entrevista con Efe, el presidente de la entidad, Mario Romeo, ha relatado que su asociación llevará a cabo tras los comicios del 24 de mayo actos en Madrid, Zaragoza, Valencia y Sevilla, y pedirá también una reunión con Rajoy, así como otros altos dirigentes de partidos españoles y catalanes.

"Queremos hacer una extensión territorial y ya tenemos contactos en el territorio catalán y el resto de España. Pensamos que la mayor parte de Cataluña está en nuestras posiciones y quiere un autogobierno justo dentro de España. Pero también en el resto de España hay muchísima gente que ama a Cataluña y está a favor de ello", ha asegurado Romeo.

Romeo considera que "las soluciones llegarán tras los procesos electorales de este año" y en base a "diálogo, pacto y negociación", y por ello La Tercera Vía ya trabaja en esos actos en grandes ciudades españolas con apoyo de intelectuales y personalidades.

De momento, ya se han reunido con la presidenta del Parlament, Núria De Gispert, Jordi Turull (CiU), Miquel Iceta y Núria Marín (PSC), Joan Herrera (ICV-EUiA) y Joaquim Gay de Montellà (la patronal Foment del Treball), y tienen fijados encuentros con ERC, UDC, UGT, CCOO, mientras que están a la espera de una respuesta del presidente catalán, Artur Mas, a su petición de reunirse con él.

Romeo ha definido a su asociación como "plural, apartidista y transversal", que pretende "aportar una voz" ante el actual "bloque político e institucional" e impulsar un diálogo político y cultural para llegar a un acuerdo sobre el encaje de Cataluña en España.

Además, ha recordado que su entidad no es "inmovilista ni independentista", sino "catalanista", por lo que su objetivo es un autogobierno "justo" y una financiación "correcta y justa" de Cataluña, ya que "el café para todos quizá fue excesivo".

Pero el reto de La Tercera Vía no es en todo caso "ganar en la calle haciendo manifestaciones ni competir con la Asamblea Nacional Catalana", sino "informar a la gente para que vote bien informada en las urnas", ha añadido Romeo.

Más aún ante unos comicios municipales y unas elecciones catalanas del 27S que "por supuesto no serán plebiscitarias", dado que "si la lista unitaria (independentista) es imposible, el carácter plebiscitario tampoco", del mismo modo que es "grotesco y surrealista" que Mas haya anunciado elecciones "con un año de antelación; no se había visto nunca en la historia de la democracia".

Romeo ha advertido, sin embargo, de que si la mayoría independentista no es "hegemónica", hay un serio riesgo de "fracturar" Cataluña internamente: "La mayoría independentista ahora no existe, si contamos voto a voto. Hay una minoría amplia, que en todo caso hay que respetar mucho".

Del mismo modo, Romeo ha dicho "no estar radicalmente en contra de un referéndum, pero solo en las condiciones adecuadas", aunque ha matizado que "hay una diferencia tan pequeña que no tendría sentido plantearlo y no se avanzará absolutamente nada", ya que "dividiría aún más" a la sociedad y sería "contraproducente".

"No queremos vencedores ni vencidos. Queremos buscar el punto en el que nos encontremos a gusto todos, y la formula político-jurídica la encontraremos entre todos", ha afirmado.

Y es que, a su juicio, "la mejor salida para Cataluña, desde todos los puntos de vista, es seguir dentro de España", ya que "si Cataluña es potente es gracias a ella misma, pero también por formar parte de España".

"Por ejemplo, si estuviera convencido de que un estado democrático español no protegiera bien la lengua y cultura catalanas, sería independentista. Pero estoy convencido que están bien protegidas, algo que no tendría que pasar en un estado independiente, debido a que probablemente se deberían hacer concesiones brutales al español", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha