eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Audiencia Nacional da luz verde a la extradición a Colombia del "Mengele" de las FARC

- PUBLICIDAD -
La Audiencia Nacional da luz verde a la extradición a Colombia del "Mengele" de las FARC

La Audiencia Nacional da luz verde a la extradición a Colombia del "Mengele" de las FARC

El pleno de la Audiencia Nacional ha confirmado hoy la extradición a Colombia de Héctor Albeidis Arboleda, conocido como el Médico o el Mengele de las FARC, acusado de 300 abortos forzados a guerrilleras, muchas menores y con embarazos de hasta ocho meses, en medio de la selva y sin anestesia.

En su reunión, la veintena de magistrados que integra el pleno ha acordado rechazar el recurso de Albeidis, que llegó a España en 2005 y cuenta con la nacionalidad española, contra la decisión de la sección segunda de lo Penal de acordar su entrega a Colombia, han informado a Efe fuentes jurídicas.

El reclamado está acusado de una larga lista de delitos: torturas, homicidio, asociación criminal, crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Torturas por el maltrato al que sometía las mujeres como "castigo" por quedarse embarazadas, homicidio por poner en riesgo su vida y por los bebés que dejó morir tras ser sacados a la fuerza del cuerpo de sus madres, y delitos de guerra porque los abortos se enmarcaron en un contexto de conflicto contra víctimas protegidas de diversos colectivos indígenas.

En el auto de extradición, la sección segunda explicaba cómo entre 1998 y 2004 las FARC usaron a las mujeres como "instrumento de guerra" y las obligaron, con la ayuda del Enfermero, a abortar para que sus hijos no fueran un problema de cara a la lucha.

Albeidis, que también colaboró con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Revolucionario Guevarista (ERG), lo hacía forzándolas a beber químicos que las harían perder a sus bebés u operándolas en medio de la selva con "rudimentarios procedimientos", en "condiciones infrahumanas" y sin anestesia, con lo que llegaban a perder el conocimiento del intenso dolor.

El relato de los hechos, armado a partir de las declaraciones de víctimas y testigos, deja historias "escalofriantes", según la Sala, como las de las mujeres que "vieron el producto de sus embarazos deseados despedazados, vieron sus hijos llorar y morir" y oyeron al Enfermero decir que a los bebés "había que picarles y tirarles al sanitario o a la basura".

Otras contemplaron a los bebés de sus compañeras tirados en un barranco, con lo que también se les privaba del derecho a enterrarlos y les dejaba al nivel de "seres irracionales".

Algunas operaciones se hacían en cuartos de hotel en camillas "amarradas con plásticos de llantas" o en el suelo sobre plásticos cubiertos con hojas, donde "a las mujeres se les practicaban los abortos, una detrás de otra, sin siquiera limpiar la sangre de las que ya habían abortado".

Destacaba la Audiencia Nacional las palabras de un testigo que vio nacer a dos niños vivos en 2002, que el Enfermero dejó tirados en el plástico. Cuando le avisó de que vivían, Albeidis respondió que "no había nada que hacer porque las guerrilleras no podían criarlos y había que dejarlos que murieran".

Acto seguido, relató, le mandó tirar los cuerpos de los bebés a un hueco que se usaba como letrina.

El acusado, de 41 años y que tiene una enfermedad degenerativa, salió de su país en 2005 y pidió asilo en España. Le fue denegado, pero años después obtuvo la nacionalidad española.

En 2015 se le detuvo en Madrid y fue puesto luego en libertad en espera de la vista de extradición, pero, una vez que la Audiencia Nacional accedió a su entrega, se le volvió a detener para evitar que se fugara.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha