eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Australia basa su rechazo a la iniciativa de desarme nuclear en su seguridad

- PUBLICIDAD -
Australia basa su rechazo a la iniciativa de desarme nuclear en su seguridad

Australia basa su rechazo a la iniciativa de desarme nuclear en su seguridad

Australia se resiste a apoyar el tratado impulsado por Austria para el desarme nuclear y admite que su seguridad depende del arsenal disuasorio de EE.UU., según cables diplomáticos divulgados hoy por un diario.

Varios correos electrónicos del Ministerio de Exteriores, publicados gracias a la ley de libertad de información, revelan las razones por las que Australia se opone a la iniciativa austríaca para prohibir todo tipo de armas nucleares, informó la edición australiana de The Guardian.

Viena impulsó el año pasado una iniciativa a favor de un tratado internacional que prohíba las armas nucleares, "a la luz de las inaceptables consecuencias humanitarias", que cuenta con el respaldo de más de cien países, pero de ninguna de las potencias atómicas ni del Gobierno australiano.

La propuesta austríaca se realizó en el marco del Tratado de No Proliferación Nuclear de la ONU, que en su capítulo VI insta a los Estados con armas nucleares a impulsar "negociaciones de buena fe" para el cese de la carrera atómica y el desarme de ese tipo de artefactos.

"Al igual que Estados Unidos, Australia está preocupada por la petición austríaca", que Camberra considera como "un intento poco sutil para dar un impulso a las negociaciones sobre un tratado de prohibición de armas nucleares", según los cables divulgados.

Los documentos también indican que "mientras existan las armas nucleares Australia se apoyará en las fuerzas nucleares estadounidenses para frenar los ataques nucleares en Australia", agregó la fuente.

Otras naciones que no forman parte del tratado de la ONU como India, Pakistán y Corea del Norte han aumentado su poderío atómico, mientras países se cree que como Israel, que no han declarado su estatus, tiene unas 80 ojivas nucleares, de acuerdo con la fuente.

Un informe preparado para la ministra de Exteriores, Julie Bishop, remarca que "las perspectivas para el progreso significativo en el control multilateral de armas (nucleares) son sombrías", y, aunque Camberra apoya medidas a favor de este objetivo, rechaza "enfoques simplistas que ignoren la dimensión de la seguridad".

El informe periodístico considera que el fracaso de la última ronda de conversaciones para alcanzar un consenso puede alentar a aquellos que buscan un tratado de prohibición de armas fuera del que está vigente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha