eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Aznar cuestiona la gestión de Rajoy y le exige una acción política más decidida y bajar los impuestos

Advierte contra la "languidez de la resignación" y elude responder si lo volvería a elegir como candidato a la presidencia

- PUBLICIDAD -

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha cuestionado este martes la gestión del Gobierno de Mariano Rajoy, a quien le ha exigido una acción política más decidida y el cumplimiento del programa electoral con el que ganó las elecciones en noviembre de 2012, incluyendo una bajada de los impuestos.

"Hace falta cuidar a las clases medidas del país porque el castigo está siendo muy fuerte y bajar los impuestos", ha declarado Aznar en una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press, tras recordar que en 1998 el PP hizo una reforma fiscal y bajó los impuestos. "Espero que nadie lo dude", ha recalcado.

Aznar, que en un principio ha negado que estuviera reprochando nada a Rajoy, sí ha hecho una advertencia contra lo que ha llamado la "languidez de la resignación" y se ha mostrado contundente cuando le han preguntado qué le pide al Gobierno. "Me gustaría que actuara todos los días y ver un proyecto y una acción política con unos objetivos renovados", ha asegurado.

Al ser preguntado por si cree que esto precisaría la convocatoria de un congreso extraordinario del PP, el presidente de FAES se ha limitado a decir que en esto es "kennediano": "No le digo lo que puede hacer por mí sino lo que yo puedo hacer por él". Asimismo, ha subrayado que los liderazgos se necesitan "en tiempo de crisis y de bonanza" y se ha mostrado convencido de la capacidad de los españoles para salir adelante.

NO AL PACTO DE ESTADO CON EL PSOE

Para ello, ha insistido, el Gobierno y el PP tienen que cumplir su programa electoral y "ejerce su mayoría", rechazando de esta forma que se llegue a un gran pacto de estado con el PSOE. "Con una mayoría tan amplia como la que tiene el PP lo que hace falta es que la mayoría ejerza", ha dicho antes de apoyar "pactos puntuales", pero nada más.

Para Aznar, sería una "error garrafal sustituir" ese mandato de las urnas por un nuevo programa de gobierno debido a un pacto entre PP y PSOE, un partido que, ha advertido, "está condenado a diluirse en partidos regionales si no recobra un discurso nacional". No obstante, ha aprovechado este asunto para volver a pedir a su partido que "no se contamine por esta dinámica" y para que "exija que se tome decisiones cada vez más exigentes".

RELACIÓN CON RAJOY

Tras revelar que habla poco con Mariano Rajoy --solo en una ocasión ha tenido una charla tranquila en este año y medio de Gobierno--, ha señalado que se encuentra como millones de votantes del PP y que "no tiene utilidad" ahora hacerse la pregunta de si volvería elegir a Rajoy como su sucesor ya que éste es ahora presidente del Gobierno.

Dicho esto, ha afirmado que "nunca" se "arrepiente" de las decisiones que ha tomado y que lo que desea es que Rajoy acierte, lo que ha aprovechado para asegurar que con su retirada de la política activa demostró que su "ambición era limitada" y que no quería "perdurar" ni en la primera línea del partido ni del Gobierno.

En la entrevista le han insistido si se quedó más tranquilo tras la larga y única conversación mantenida con Rajoy, a lo que ha respondido: "Estoy en la tranquilidad personal que me ve y en la preocupación como español que creo que comparte".

Sobre lo que habló con Rajoy, Aznar ha dicho que le dio su opinión sobre la situación del país y que ha resumido en cinco puntos, "incluidos todos en el mandato electoral que el PP recibió cuando ganó", y que ha resumido en hacer un Estado viable garantizando las instituciones del Estado, una reforma fiscal que disminuya impuestos, un pacto social que actualice a la nueva realidad política cuestiones como las pensiones y recuperar la posición política exterior de España.

CATALUÑA Y EL PACTO FISCAL

El expresidente ha repetido en varias ocasiones que el origen de la crisis por la que atraviesa España es la ruptura de los consensos básicos de la Transición, culpando de ellos a unos nacionalistas que ha calificado de "rupturistas" y "secesionistas".

Ha dicho que no le parece "ninguna broma" que Cataluña "rompa los pactos y se declare por encima de la legalidad" y, aunque ha rechazado que el Estado recupere competencias, sí ha pedido que aplique los instrumentos que tiene a su mano para garantizar la cohesión entre todos los españoles desde el principio del "respeto a la legalidad de la Constitución con todas sus consecuencias".

En este punto, se ha referido al debate sobre el pacto fiscal y el llamado déficit a la carta para las comunidades autónomas, un asunto sobre el que no ha entrado a fondo pero sobre el que ha vuelto a insistir en el que límite es "garantizar la cohesión" para "ofrecer un horizonte muy claro de esperanza" a los españoles.

LA CORONA, FUNDAMENTAL PARA EL FUTURO DE ESPAÑA

En cuanto a la figura del Rey Juan Carlos tras los últimos escándalos relacionados con la Casa Real, el expresidente del Gobierno ha defendido en cualquier caso la institución de la Monarquía como "fundamental" para el futuro de España.

"La Corona es existencialmente fundamental para el futuro de España, y amparará e impulsará momentos brillantes para los españoles", ha señalado Aznar, quien en la misma línea ha defendido la figura de don Juan Carlos como "vital para España" y el "futuro de la Monarquía".

Finalmente, cuestionado sobre la situación de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, el presidente de honor del PP ha declinado valorar "las circunstancias personales de un miembro de la familia real", y tampoco ha desvelado la frecuencia de sus conversaciones con el Rey. "Tengo la obligación de la discreción", ha confesado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha