eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Barranco afirma que quiere dejar de ser "el último alcalde socialista de Madrid"

- PUBLICIDAD -
Barranco afirma que quiere dejar de ser "el último alcalde socialista de Madrid"

Barranco afirma que quiere dejar de ser "el último alcalde socialista de Madrid"

"Abrumado" y "muy agradecido" por las muestras de cariño de sus compañeros y adversarios tras anunciar su despedida de la política, el expresidente del PSM Juan Barranco desea ser "el último alcalde socialista de Madrid", aunque cree que cualquiera de los posibles candidatos del PP serán un rival "duro".

En sus 37 años como político ha sido diputado constituyente, alcalde de Madrid, senador y, más recientemente, presidente del PSM, pero el pasado 19 de enero Barranco anunció que renunciaba a todos sus cargos en un homenaje que los socialistas realizaron al que fuera su antecesor al frente de la Alcaldía madrileña, Tierno Galván.

"Hay que saber retirarse a tiempo, sobre todo teniendo en cuenta que en estos nuevos tiempos hay compañeros muy jóvenes que son los que tienen que tirar del proyecto socialista hacia adelante", comenta en una entrevista con Efe, en la que reconoce que ya no tiene las mismas "energías" ni la misma "ilusión" que antes.

Aunque la decisión la tomó "hace tiempo" y la comunicó a su entorno "más cercano", esperó hasta enero, meses después de saberse el nombre de los candidatos del PSM para la Alcaldía y la Comunidad de Madrid, "para que no pudiera hacerse ninguna lectura" al respecto.

El histórico líder socialista sueña con una victoria de su partido en Madrid, donde el PP lleva gobernando 25 años, desde que en 1989 los populares le arrebataran la Alcaldía a Barranco tras presentar una moción de censura con CDS.

"Quiero dejar de ser el último alcalde socialista de Madrid", reclama sobre un cargo que asumió en 1986, tras el fallecimiento de Tierno Galván, y que recuerda como "la época más intensa" de su vida política y la que más huella le ha dejado.

El socialista atribuye este cuarto de siglo de gobierno popular en la capital a los "méritos del PP", al "potencial de la derecha mediática" y a "errores" cometidos por el PSOE, como un "desapego" en los núcleos urbanos hacia el partido que cree que no han sabido ver, o la gestión de la crisis económica por parte del Gobierno del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.

"Hubo que tomar medidas muy duras y eso lógicamente se paga", señala.

Sin embargo, Barranco se muestra ilusionado al ver que en Madrid hay un "gran deseo de cambio", y considera que "el único partido que garantiza ese cambio deseado y una estabilidad en las instituciones locales es el PSOE", por lo que no teme la aparición de nuevos partidos de izquierda como Podemos, que concurrirá a las elecciones municipales de la capital con la plataforma ciudadana Ganemos Madrid.

"El PSOE depende de sí mismo, si hacemos las cosas bien no nos debe preocupar lo que haga Podemos, nos debe preocupar la coherencia con nuestro propio proyecto y nuestra identidad con nuestros valores de izquierdas", dice.

Para Barranco, Podemos "lleva en su seno el germen de su propia destrucción", ya que cree que es una organización con "muchas contradicciones internas", en la que coexisten "muchos grupos distintos" y cuyo discurso "no tiene nada que ver con el de hace seis meses", por lo que "nadie sabe a qué atenerse".

El socialista, que esta semana ha formalizado la entrega de su acta de diputado y vicepresidente segundo en la Asamblea de Madrid, confía en los candidatos del PSM para la Alcaldía y la Comunidad, Antonio Miguel Carmona y Tomás Gómez respectivamente, para "poner fin a las mayorías absolutas del PP".

"Carmona, es un hombre brillante, el mejor parlamentario que hay", dice sobre el político que ha tomado el relevo en la carrera por el Ayuntamiento de Madrid de Jaime Lissavetzky, a quien ha ensalzado por su "gran labor" como portavoz municipal socialista.

De Gómez destaca que es una persona "muy preparada" que está "adquiriendo compromisos muy serios" e impulsando una forma de hacer política "más democrática".

Barranco cree que cualquiera de los posibles candidatos del PP que suenan en las quinielas, como Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes o Soraya Sáenz de Santamaría, serán unos rivales "duros" para el PSM en las elecciones regionales y municipales del próximo mes de mayo.

"Todas son personas con capacidad y con experiencia política", indica.

El socialista, que será relevado como presidente del PSM por el secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo, ha alabado la figura del actual secretario general del partido, Pedro Sánchez, y de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y niega que la supuesta falta de sintonía entre ellos haya provocado fracturas en el partido.

"Cada uno tiene su ámbito de responsabilidad y la sacarán delante con solvencia", dice.

En su despedida de la política asegura sentirse "abrumado" y "muy agradecido" por las muestras de respeto y afecto tanto de sus compañeros de partido como de sus adversarios, y bromea al decir que ahora podrá empezar a ejercer "el derecho a la pereza" y a desarrollar el papel de abuelo con sus dos nietas, de dos y cuatro años, y una tercera en camino.

"Soy un abuelo consentidor, como todos", ríe, y cuenta que en esta nueva etapa se dedicará a sus grandes pasiones: leer, escuchar música y pasear por Madrid, "la mejor ciudad del mundo" para este andaluz de 67 años que proclama su intención de ser militante del PSOE "hasta la muerte".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha