eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Varios bebés en incubadoras resultan heridos tras un bombardeo contra un hospital en el norte de Siria

Dos personas perdieron la vida este viernes y decenas resultaron heridas en el ataque a un hospital materno, respaldado por Save the Children, en la provincia siria de Idlib

"Este es sólo el último de una serie de ataques contra los centros de salud en Siria. Necesitamos un inmediato alto el fuego en Siria y el fin del bombardeo atroz de las instalaciones médicas", lamentan desde la ONG

- PUBLICIDAD -
Bebés en incubadoras heridos en el bombardeo a un hospital del norte de Siria

Bebés en incubadoras heridos en el bombardeo a un hospital del norte de Siria

El bombardeo contra un hospital respaldado por la ONG Save the Children en el norte de Siria, y que este viernes se cobró la vida de dos personas, ha causado también heridas a algunos bebés que se encontraban en incubadoras, según ha explicado la organización, que ha asegurado que "no hay excusa" para estos ataques.

En un comunicado publicado en las últimas horas, la ONG ha trasladado que el bombardeo se produjo a las 12.00 horas GMT y afectó a la entrada del hospital materno-infantil, situado en la provincia siria de Idleb.

El ataque dejó decenas de heridos, entre ellos varios bebés, cuyas incubadoras cayeron al suelo como consecuencia del bombardeo, además de una mujer embarazada de seis meses y personal del centro médico. Dos personas perdieron la vida durante el ataque, ha recordado la ONG en la nota.

Cuatro horas después del bombardeo, perpetrado cuando se realizaban en el centro médico dos operaciones, los aviones de combate seguían sobrevolando la zona. Debido a los destrozos, el centro ha dejado de funcionar, salvo la sala de emergencias, ha agregado Save the Children.

El hospital, el único de este tipo en 112 kilómetros a la redonda, atiende a unas 1.300 mujeres y 300 partos al mes. El 61% de los pacientes del centro son madres y el 39 %, niños.

La directora de Save the Children en Siria, Sonia Jush, ha calificado el bombardeo como "un acto vergonzoso tanto si ha sido intencionado o debido a una falta de cuidado para evitar las aéreas civiles".

"No hay excusa y por desgracia este es sólo el último de una serie de ataques contra los centros de salud en Siria. Necesitamos un inmediato alto el fuego en Siria y el fin del bombardeo atroz de las instalaciones médicas", ha agregado.

En la última semana, cuatro hospitales de campaña de la provincia de Alepo -tres de ellos en su capital homónima, y otros en la población de Al Atareb- han suspendido sus servicios por los bombardeos.

Amnistía Internacional (AI) lamentó este viernes el ataque al centro sanitario de Idleb y afirmó que "parece que es parte del patrón despreciable de ataques ilegales y deliberados contra instalaciones medicas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha