eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bloomberg destaca que Nueva York fue la primera ciudad en prohibir las grasas trans

- PUBLICIDAD -
Bloomberg destaca que Nueva York fue la primera ciudad en prohibir las grasas trans

Bloomberg destaca que Nueva York fue la primera ciudad en prohibir las grasas trans

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, destacó hoy que la Gran Manzana fue la primera ciudad del país que declaró la guerra a las grasas saturadas ("grasas trans") artificiales hace siete años, después de que el Gobierno federal propusiera hoy retirarlas de los alimentos.

"Hace siete años Nueva York se convirtió en la primera ciudad de la nación en impedir a los restaurantes utilizar grasas trans. Desde entonces, al menos quince estados y localidades han seguido su ejemplo y prohibido las grasas trans y más de diez cadenas de comida rápida las han eliminado por completo", subrayó el alcalde.

Así, Bloomberg se mostró satisfecho con el anuncio de la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) que propone eliminar los alimentos con grasas saturadas artificiales, que son la principal causa de las enfermedades cardíacas en el país.

Las políticas de salud pública "innovadoras" de Nueva York se han convertido en un "ejemplo" nacional, subrayó el alcalde.

Por ejemplo, apuntó, los bares y restaurantes libres de humo ahora son una realidad en gran parte del mundo y también es obligatorio en todo el país que los restaurantes especifiquen las calorías de los alimentos que ofrecen.

Aunque la prohibición de las "grasas trans" fue criticada en su día, hoy la esperanza de vida de los neoyorquinos es muy superior a la media nacional y se han reducido las enfermedades, incluyendo las del corazón, continuó Bloomberg.

Si la medida de la FDA se ejecuta podría prevenir aproximadamente 20.000 ataques de corazón y 7.000 muertes por enfermedades cardíacas al año en Estados Unidos, explicó la responsable de la FDA, Margaret Hamburg.

La FDA dictó una resolución preliminar para que los aceites parcialmente hidrogenados, fuente principal de grasas saturadas artificiales, dejen de ser "generalmente considerados seguros" para su uso en alimentos y abrió un plazo de 60 días para comentar la propuesta y reunir información adicional.

De hacerse efectiva, los aceites parcialmente hidrogenados se considerarían "aditivos alimentarios" y no podrían utilizarse en los alimentos a menos que la normativa así lo autorizara.

El consumo de grasas saturadas, que se encuentran en ciertos postres, palomitas de maíz para microondas, pizzas congeladas o margarinas, eleva la concentración de lipoproteínas de baja intensidad (colesterol "malo"), lo cual aumenta el riesgo de padecer cardiopatías coronarias.

Las grasas saturadas de origen natural que se encuentran en pequeñas cantidades en ciertos productos cárnicos y lácteos quedarían al margen de esta nueva regulación, explicó la FDA, que añadió que daría "el tiempo suficiente" a los productores para que modificaran sus productos.

En los últimos años, ciertos comerciantes y productores de alimentos estadounidenses han reducido voluntariamente los niveles de grasas saturadas de los productos que venden.

"Aunque el consumo de grasas trans artificiales potencialmente perjudiciales ha disminuido en las dos últimas décadas en el país, la ingesta actual sigue siendo un problema importante de salud pública", afirmo la responsable de la FDA.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha