eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Blur resucita el "britpop" en la gran noche del Quilmes Rock de Buenos Aires

- PUBLICIDAD -
Blur resucita el "britpop" en la gran noche del Quilmes Rock de Buenos Aires

Blur resucita el "britpop" en la gran noche del Quilmes Rock de Buenos Aires

Se discute qué significó para la música, quiénes fueron sus grandes representantes y hay hasta quien duda que existiera el "britpop", pero Blur, sus capitanes más desenfadados, machacaron anoche el escenario del festival Quilmes Rock de Buenos Aires y demostraron que los años 90 siguen vivos.

El cuarteto británico liderado por Damon Albarn (voz) y Graham Coxon (guitarra) fue el encargado de pasar revista, sin decepcionar, a miles de aficionados desde el escenario principal del Quilmes Rock 2013, en la jornada grande de una de las citas "festivaleras" por excelencia del calendario musical argentino.

Sobre el escenario, a Albarn y los suyos se les vio ya adultos pero muy enérgicos desde la primera canción, "Girls & Boys", un himno que tiene ya casi 20 años.

Blur nació en Colchester (Inglaterra) en 1989 y fue, junto a sus "archienemigos" Oasis, exponente máximo de la corriente musical conocida como "britpop". Con Oasis ya separados, la responsabilidad de llevar este espejismo noventero al directo queda en manos de los autores de "Modern life is Rubbish" (1993).

"Es bueno estar de vuelta", lanzó Albarn al público porteño antes de proseguir el concierto con "Popscene" y "There is no other way".

El cantante aprovechó cada ocasión que se le presentó para bajar y mezclarse con el público, correr por el escenario o dar vueltas sobre sí mismo mientras Coxon daba lecciones de cómo tocar la guitarra.

La noche fue un repaso del repertorio de toda una carrera, con éxitos como "Beetlebum", "Parklife", "Country House", "Trimm Trabb", o "To the end".

El último disco de la banda, "Think Tank", data del 2003, tras el cual los componentes tomaron caminos separados para no volver a juntarse hasta el 2009, año en que la carretera volvió a llamarles para reunirlos con sus miles de seguidores en todo el mundo y tenerlos ocupados desde entonces.

Hacia la mitad del concierto llegó también "Coffee and TV" para que Coxon reemplazara a Albarn y se ocupase, por una canción, de la voz.

A continuación sonaría "Tender", pero no sin que antes el líder de la banda pidiese a la seguridad del recinto que subiesen al escenario a una joven, a la que distinguió entre el público porque llevaba una pancarta, para cantar con él.

También hubo tiempo para hacer un pequeño homenaje a Lou Reed, fallecido una semana antes, interpretando su "Satellite of Love"."End of a century" y "This is a low" condujeron al receso antes de un bis de cuatro temas para el que Albarn volvió al escenario apurando un cigarrillo.

Como descarga de adrenalina final, Blur cerró la noche con "Song 2" y con el público entregado coreando los gritos de guerra del estribillo y haciendo retumbar el suelo con sus saltos.

La banda de Colchester, que debutó en la capital argentina en el año 1999 en el mítico estadio Luna Park, se encuentra inmersa en una gira por Latinoamérica que les trajo de Perú y que les conducirá ahora a Chile y Brasil.

Como aperitivo de Blur, durante la tarde, en el escenario principal del Quilmes Rock actuaron Super Ratones, Bicicletas, el argentino Richard Coleman y, por último, el grupo mexicano Café Tacuba, encargado de dar paso a los británicos.

En los otros dos escenarios se pudo ver en directo a formaciones locales como Cállate Mark -capitaneada por el hijo del solista de Los Fabulosos Cadillacs-, Surfistas del Sistema, Indios o Nada nos libra.

El Quilmes Rock se celebró al aire libre en la recién estrenada Ciudad del Rock de Buenos Aires, situada en la parte sur de la capital, con notables problemas para regresar al centro urbano para muchos de los asistentes ya que, ante las interrupciones y mal funcionamiento del transporte público, cientos de personas tuvieron que esperar horas para viajar en servicios privados.

Si la lluvia no hubiese obligado a reprogramar las actuaciones previstas para el pasado viernes, los argentinos de Tan Biónica cerrarían mañana la última jornada del festival, pero en su lugar serán sus compatriotas de Ciro y los Persas los que pondrán el broche final a esta edición del Quilmes Rock el próximo lunes.

Nerea González

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha