eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bombardeos contra civiles y hambre marcan dos años de conflicto en Yemen

- PUBLICIDAD -
Bombardeos contra civiles y hambre marcan dos años de conflicto en Yemen

Bombardeos contra civiles y hambre marcan dos años de conflicto en Yemen

La ONU denunció hoy que la hambruna infantil y los continuos bombardeos contra civiles marcan los dos años de la guerra civil en Yemen, que ha causado la muerte de 4.773 civiles y dejado 8.272 heridos.

Un conflicto de varios años latente en Yemen escaló gravemente a partir del 26 de marzo de 2015, coincidiendo con la intervención de Arabia Saudí al frente de una coalición militar árabe, en defensa del exiliado presidente Abdo Rabu Mansur Hadi.

El político había sido obligado a exiliarse por el movimiento rebelde hutí (chíi), que pasó a controlar la capital y la mayor parte del territorio yemení.

Las cifras actualizadas de víctimas reflejan sólo el costo humano de la guerra entre los civiles -excluyendo las bajas entre soldados leales a Hadi y rebeldes- y son claramente menores que lo sucedido en realidad, reconoció la ONU.

La ONU, que cuenta con expertos en derechos humanos y personal humanitario en Yemen, aseguró que la situación va a peor, con un aumento de la hostilidades en los tres últimos meses.

Según su recuento, solo en el pasado mes de febrero más de 106 civiles murieron, la mayor parte en bombardeos aéreos y de artillería lanzados desde barcos de guerra de la coalición árabe, que recibe también apoyo de Estados Unidos.

El peor acto fue el reciente bombardeo de una embarcación que llevaba inmigrantes y refugiados, que causó 33 muertes y una decena de desaparecidos, pero a éste se suman bombardeos contra camiones de alimentos, mercados e incluso barcos de pesca.

La ONU no resta responsabilidad tampoco a los hutíes, organizados en comités populares y que son seguidores del predecesor de Hati, el expresidente Abdalá Saleh.

A los hutíes les acusa de "asediar áreas pobladas en la provincia de Taiz, impidiendo la salida de los civiles y restringiendo el acceso humanitario.

"Hemos escuchado testimonios de gente dentro de Taiz que está desesperada por la falta de alimentos, de agua y de leche para los bebes", explicó la Oficina de Derechos Humanos de la ONU.

"Los niños, mujeres embarazadas y ancianos, especialmente aquellos que padecen de enfermedades crónicas, están particularmente expuestos y en peligro por la falta de medicinas", continuó.

"Dos años de violencia gratuita y masacres, miles de muertos y millones de personas que necesitan desesperadamente ayuda... es suficiente. Pido a las partes de este conflicto y a los que influyen en ellas que trabajen en favor de un alto el fuego", dijo en un comunicado el alto comisionado para los derechos humanos, Zeid Ra'ad Al Husein.

El alto funcionario también pidió que se cree un órgano internacional independiente que investigue los crímenes cometidos en esta guerra, que actualmente son investigados únicamente por una entidad creada por Arabia Saudí y que la ONU considera que no actúa con suficiente imparcialidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha