eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bruselas vive una jornada de paralización por protestas contra el nuevo Gobierno

- PUBLICIDAD -
Bruselas vive una jornada de paralización por protestas contra el nuevo Gobierno

Bruselas vive una jornada de paralización por protestas contra el nuevo Gobierno

Las protestas convocadas hoy por los tres grandes sindicatos belgas contra las políticas sociales y laborales del nuevo Gobierno están paralizando la capital, donde se espera que confluyan en las próximas horas más de cien mil manifestantes.

Los manifestantes han iniciado ya su marcha desde la estación de trenes el norte de la capital y esperan alcanzar la del sur de Bruselas hacia las 13.00 GMT tras atravesar el centro de la ciudad, informó la Policía belga en un comunicado, en el que también pide que no se utilice el coche para los traslados en este día.

El frente sindical formado por los cristiano demócratas del CSC, los socialistas del FGTB y los liberales del CGSLB ha convocado a todos los sectores profesionales a una manifestación contra las políticas laborales y sociales de la nueva coalición gubernamental de centroderecha, que dirige el liberal Charles Michel, menos de un mes después del inicio de su andadura.

Esos sindicatos convocaron la manifestación de hoy a mediados de octubre en contra del acuerdo alcanzado por los partidos que lograron la coalición de gobierno y que incluye reformas en las pensiones, paralizar la indexación salarial anual o una fuerte reducción de las inversiones, entre otros.

Para los líderes sindicales el paro generalizado de este jueves es un "acto de resistencia" contra el Gobierno federal de Michel, que incluye a los nacionalistas y separatistas flamencos de la N-VA, y contra un acuerdo que consideran "antisocial, desequilibrado e injusto", según han indicado en varias ocasiones.

Según el sindicato cristiano CSC más del 80 % de los trabajadores de Bruselas han expresado su intención de participar en esta jornada de protestas, informa la agencia Belga.

Las perturbaciones afectan ya al servicio de transporte público, incluidos autobuses, tranvías y metro de Bruselas, al igual que al servicio de taxis, y también a la administración, o a los sectores comercial e industrial, donde las protestas han obligado a la suspensión de la actividad.

En los colegios y guarderías del país se ha previsto que se mantengan abiertos y reciban a los alumnos, aunque no haya personal docente suficiente por el seguimiento de esta jornada de protesta.

La participación de los trabajadores en Bélgica ante el llamamiento de los sindicatos está teniendo un amplio seguimiento, y así el sector de los estibadores del puerto de Zeebrugge (norte), uno de los de mayor actividad del norte europeo, más de la mitad de sus trabajadores anunciaron su presencia en la manifestación nacional.

La sociedad belga ha protagonizado otras dos manifestaciones nacionales en diciembre de 2011 y en febrero de 2013 en protesta contra las medidas de austeridad adoptadas por el anterior Gobierno del ex primer ministro socialista Elio Di Rupo.

Di Rupo y varios miembros del partido socialista belga han anunciado que participan también en la manifestación contra las medidas del Gobierno, según un comunicado de la formación.

A la manifestación de hoy le seguirán una serie de huelgas que se celebrarán en las provincias del país empezando el 24 de noviembre por las convocadas en Lieja, Luxemburgo, Limburgo y Amberes, para seguir en diciembre en Namur, Hainaut, Flandes Oriental y Occidental, Bruselas y los dos Brabantes, hasta desembocar el 15 de diciembre en una huelga general.

La coalición gubernamental, que prestó juramento el 11 de octubre, está formada por el partido liberal francófono MR, liderado por Michel, y tres formaciones flamencas (los nacionalistas del N-VA, los democristianos del CD&V y los liberales Open VLD).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha