eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bulgaria arriesga un estancamiento político en medio de la crisis económica

- PUBLICIDAD -
Bulgaria arriesga un estancamiento político en medio de la crisis económica

Bulgaria arriesga un estancamiento político en medio de la crisis económica

Otra vez elecciones, un gobierno de minoría o de tecnócratas, una coalición con los ultranacionalistas de Ataka. La formación de gobierno se presenta complicada en Bulgaria tras las legislativas anticipadas del pasado domingo, que no han logrado facilitar una salida de la crisis política.

El presidente del país balcánico, Rosen Plevneliev, ha convocado para hoy una reunión con los representantes de todos los partidos que han accedido al Parlamento para intentar alcanzar un pacto que permita establecer un gobierno, salir del estancamiento y recuperar estabilidad política.

Pero ayer Boiko Borisov, el populista ex primer ministro y líder del partido conservador GERB que dimitió en febrero tras un intenso estallido social desatado por la carestía de la energía durante el invierno en el país más pobre de la Unión Europea (UE), solicitó la anulación de las elecciones del 12 de mayo.

El GERB ganó esos comicios con el 30 % de los votos y una muy escasa ventaja frente a su rival, el Partido Socialista Búlgaro (BSP), que obtuvo el 27 %. Les siguen el partido de la minoría turca (DPS) con un 11 % y Ataka, con un 7 %.

Así, la formación de Borisov solo dispone de 97 de los 240 diputados en un Parlamento muy fragmentado en el que Ataka, conocido por la demagogia xenófoba y racista de su líder, el experiodista Volen Siderov, puede resultar decisivo a la hora de formar un Ejecutivo con una cómoda mayoría.

Tras la negativa de los demás tres partidos a integrar una coalición de Gobierno liderada por un ex jefe de Gobierno que provocó las anticipación de las elecciones al tirar la toalla pocos meses antes del fin de su mandato, el GERB se ha quedado aislado políticamente.

Si no se anula el resultado del voto y se convocan nuevas elecciones, Borisov dice verse obligado a intentar gobernar en minoría. Pero no espera ser respaldado en el Parlamento.

"Nos vemos obligados a hacerlo ante el más de un millón de votantes que apoyaron al GERB, con la idea clara de que este Gobierno será rechazado por los demás partidos", declaró ayer tras anunciar que pedirá al Tribunal Constitucional la anulación de las elecciones.

Argumenta que se violó la ley electoral al publicarse en la jornada de reflexión la noticia de una incautación de 250.000 papeletas fraudulentas supuestamente vinculadas con su partido.

El BSP y el DPS se han manifestados conformes con la creación de un Ejecutivo tecnócrata, que apoyarían con los 120 diputados que suman juntos.

"El DPS apoyará a los socialistas en su intento de formar un Gobierno y la responsabilidad política será suya. Si Ataka los apoya también, es un problema suyo. Nosotros no mantenemos negociaciones con Ataka, tan solo con el BSP", dijo Borisov a la emisora bTV.

Así, una ciudadanía de 7,3 millones de habitantes de los que, según Eurostat, el 22 % vive con el salario mínimo de 155 euros y casi la mitad (un 49 %) está amenazada de caer en la pobreza, corre el riesgo de que se prolongue por incierto tiempo el estancamiento y la crisis política, económica y social en la que está sumido su país.

Vladislav Púnchev

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha