eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CDU de Merkel y el SPD entran en recta final de negociaciones de coalición

- PUBLICIDAD -
La CDU de Merkel y el SPD entran en recta final de negociaciones de coalición

La CDU de Merkel y el SPD entran en recta final de negociaciones de coalición

La Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel y el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) han entrado hoy en lo que se espera que sea la recta final de las negociaciones para formar gobierno, con algunos avances pero también con muchas dudas.

Entre los avances destaca el principio de acuerdo logrado hoy en cuanto a política sanitaria, uno de los campos en que más diferencias había entre los dos mayores partidos del Bundestag (cámara baja alemana).

También el principio de acuerdo alcanzado sobre la introducción de un salario mínimo interprofesional y la clara disposición de Merkel a aceptar esa exigencia básica del SPD dan razones para la esperanza.

Entre las dudas destaca la incertidumbre que produce el hecho de que el SPD vaya a someter el posible acuerdo de coalición al voto de sus casi medio millón de militantes, en una consulta de resultado difícilmente predecible.

El excandidato socialdemócrata a la cancillería, Peer Steinbrück, advirtió hoy, en un congreso económico organizado por el "Süddeutsche Zeitung", que un rechazo de las bases del partido a un acuerdo de coalición sería un "desastre" para la cúpula de la agrupación.

Por ello, el presidente del SPD, Sigmar Gabriel, ha dicho que sólo presentará a las bases un acuerdo que refleje parte del programa de la agrupación.

Merkel también es consciente de ello y ya ha reiterado que ambos partidos tienen que hacer compromisos en diversos aspectos.

La búsqueda de compromisos, por otra parte, no resulta en algunos puntos fácil de digerir a las bases de la CDU ni, sobre todo, a las de su ala bávara, la Unión Socialcristiana (CSU).

Tras una clara victoria en las elecciones generales -en las que la CDU/CSU se quedó sólo cinco escaños por debajo de la mayoría absoluta- las bases de los dos partidos consideran que un posible acuerdo de coalición tiene que estar más cerca de su programa que del programa del SPD.

Los dos secretarios generales, Hermann Gröhe de la CDU y Alexander Dobrindt de la CSU, advirtieron que no tienen porque temer nuevas elecciones si al final no se llega a un compromiso satisfactorio con los socialdemócratas.

Además, a la postre no todos los proyectos que se han acordado hasta ahora entrarán finalmente en el acuerdo de coalición puesto que todos ellos serán sometidos a una revisión desde el punto de vista de su viabilidad financiera.

El grupo de trabajo de política fiscal ha fijado que se dispondrá de un margen de gasto de 10.000 millones de euros mientras que los proyectos sobre los que hay principios de acuerdo -que van desde mejoras en las pensiones de las madres hasta inversiones en infraestructura- tendrían un costo agregado de 50.000 millones.

Eso implica que los negociadores tendrán que prescindir de gran parte de lo que ya han acordado, lo que implicará nuevas negociaciones y nuevos compromisos para establecer prioridades.

Merkel ha manifestado su esperanza de que el acuerdo de coalición esté cerrado a mediados de la próxima semana, para luego pasar al trámite de aprobación dentro de los tres partidos, lo que incluye la temida consulta a las bases del SPD.

Su reelección como canciller, si todo sale bien, deberá realizarse el 17 de diciembre.

Antes de ello, los partidos tendrán que realizar algunas rondas de coalición probablemente maratonianas para resolver todavía los cerca de más de 100 puntos sobre los cuales sigue habiendo diferencias entre la CDU/CSU y el SPD.

Mientras tanto, los dos partidos han hecho gestos que dan a entender que a largo plazo la gran coalición no es la única opción que se plantean.

La CDU, en el estado federado de Hesse, decidió hoy iniciar negociaciones de coalición con Los Verdes, y el SPD en su último congreso aprobó una resolución para estar abierto en el futuro a coaliciones con el Partido La Izquierda, agrupación resultante de una fusión entre postcomunistas y disidentes socialdemócratas.

Esto último ha sido comparado por la vicepresidenta de la CDU Julia Glöckner con la actitud de alguien que, "en vísperas de su boda, pone un anuncio en la sección de contactos".

Rodrigo Zuleta

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha