eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CE insiste en que los Veintiocho deben compartir la presión migratoria

- PUBLICIDAD -

La comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, insistió hoy en que los Veintiocho países de la Unión Europea (UE) deben hacer un esfuerzo por compartir la presión migratoria, que en algunos Estados miembros es excesiva.

"Hay que hacer más para ayudar a los Estados miembros que sufren presiones migratorias excesivas", señaló Malmström en una conferencia sobre el futuro de la política europea de libertad, seguridad y justicia.

Según la comisaria, una de las vías es reforzar el apoyo a las agencias europeas (como Frontex, que se dedica al control de las fronteras exteriores de la UE), pero otra parte requiere también de "un esfuerzo de cada Estado miembro".

"La UE debe asegurar igualdad de trato en todo su territorio, de manera que refleje solidaridad y que todos los Estados miembros compartan responsabilidades", agregó.

Malmström consideró que se necesita una "Europa abierta al mundo, una Europa que asegure los derechos humanos" y lamentó que los solicitantes de asilo cada vez recurran más a las mafias para intentar llegar a territorio comunitario.

"Básicamente no hay formas legales para llegar a Europa. Tenemos que reflexionar sobre cómo podemos garantizar una llegada más ordenada de estos nacionales de terceros países", destacó.

La Comisión Europea (CE) asegura que en 2012 solo se reasentaron en la UE 4.930 personas y únicamente doce países (entre ellos España) dieron cobijo a los refugiados.

Estados Unidos en el mismo periodo acogió en su territorio a alrededor de 50.000 personas.

Para el periodo 2014-2020, la UE dedicará al reasentamiento de refugiados a través de un programa de apoyo financiero a las autoridades nacionales una partida de 6.000 euros por refugiado.

Malmström reconoció que uno de los retos será gestionar que cada vez más gente quiere venir a Europa.

"Tenemos que reconocer que estos movimientos pueden ser beneficiosos para Europa y su economía. Hay que ver la inmigración como un valor y no como una carga", sostuvo.

También habrá que hacer frente a la continua inestabilidad en países vecinos, según la comisaria, que citó expresamente la primavera árabe y la actual crisis de Siria.

Asimismo apuntó a que habrá que evitar que se repitan tragedias como la que costó la vida a centenares de personas frente a las costas de la isla italiana de Lampedusa el año pasado.

El crimen organizado y el aumento de los extremismos son otras dificultades identificadas por Malmström.

Para afrontar todas ellas, la comisaria defendió reforzar la cooperación entre Estados miembros, instituciones comunitarias y también con terceros países.

El eurodiputado socialista español Juan Fernando López Aguilar, que preside la comisión de Libertades, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo, también presente en el encuentro, coincidió con Malmström en que la cooperación a todos los niveles es un elemento clave y apuntó que "la migración legal podría evitar muertes en el Mediterráneo".

Estas declaraciones se produjeron en la primera jornada de una conferencia de dos días dedicada al futuro de la política europea en esta materia, que se celebra en Bruselas.

La UE trabaja ya para identificar las prioridades y los retos a los que deberá hacer frente una vez concluya el llamado "Programa de Estocolmo", que fijó las prioridades comunitarias sobre libertad, seguridad y justicia para el periodo 2010-2014.

La conferencia de hoy se produce después de que los ministros europeos de Justicia e Interior celebrasen un primer debate al respecto la semana pasada en Atenas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha