eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CE trata de desplegar al máximo la libre circulación de personas en la UE

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) adoptó hoy una serie de medidas destinadas a desplegar al máximo el derecho a la libre circulación de personas dentro la Unión Europea (UE) para, entre otros, favorecer la búsqueda de empleo y garantizar el ejercicio del voto desde otros Estados miembros.

En concreto, se trata de doce mediadas agrupadas en seis ámbitos, cuyo objetivo es eliminar los obstáculos a la movilidad de los europeos dentro de las fronteras de la Unión, ya que la considera que este derecho no siempre se materializa en sus vidas diarias.

"Muchas de las cuestiones ya están claras en las leyes de la Unión Europea. El problema es su implementación a nivel nacional", advirtió la vicepresidenta de la CE y responsable de Justicia, Viviane Reding durante una rueda de prensa en Bruselas.

"Las doce acciones de hoy no son grandes leyes. De hecho, la mayoría de ellas se basan en normas ya existentes. De lo que se trata es de hacer la vida más sencilla", agregó.

En este sentido, el Ejecutivo comunitario ha propuesto suprimir las barreras con las que se topan los trabajadores, estudiantes y estudiantes en prácticas a la hora de trasladarse a otro país.

Para ello, plantea extender el derecho de percepción de una pensión de desempleo de tres a seis meses mientras un ciudadano busca un empleo en otro Estado miembro, con el objetivo de incrementar así la movilidad de los ciudadanos.

"La movilidad laboral es la mejor oportunidad de la UE para combatir la crisis", destacó Reding.

Además, quiere crear un marco de calidad para las prácticas en empresas, que precise los derechos y las obligaciones de la empresa y la persona en prácticas, para garantizar que este tipo de trabajo no se convierta en una fórmula de empleo no remunerado.

Por otro lado, la Comisión quiere que los ciudadanos conserven su derecho a voto en las elecciones nacionales de su país de origen después de instalarse en otro Estado miembro, al considerar que lo contrario supone un "castigo" por ejercer la libre circulación.

Estas acciones también pretenden reducir las formalidades administrativas derivadas de la movilidad europea, a través de la aceptación en toda la UE de los documentos de identidad y residencia, el reconocimiento de los certificados de inspección técnica de vehículos (ITV) y proponiendo un documento de identidad europeo uniforme y opcional para todos los ciudadanos comunitarios.

Asimismo, la CE quiere proteger a los más vulnerables con una tarjeta de discapacidad a nivel europeo que les permita seguir disfrutando de sus ventajas mientras se mueven por Europa y reforzar los derechos de todos los ciudadanos, especialmente los menores, cuando están acusados de haber cometido una infracción penal.

La CE también tratará de suprimir los obstáculos que todavía persisten a la hora de realizar compras en la UE, con reglamentos sobre litigios transfronterizos mejorados y una herramienta en línea para comparar más fácilmente los precios de los productos digitales.

Por último, favorecerá la disposición de datos sobre la Unión a todas las administraciones públicas, para que puedan resolver las dudas y dificultades de sus ciudadanos lo mejor posible.

"Ponemos al ciudadano en el centro porque Europa es más que un gran mercado, el euro, la crisis o los problemas financieros. Europa son los hombres y mujeres, los 500 millones de personas, y tenemos que suprimir los obstáculos que hacen sus vidas difíciles", dijo Reding.

Estas medidas forman parte del informe sobre la ciudadanía de la UE correspondiente a 2013, que Bruselas considera el elemento central del Año Europeo de los Ciudadanos, y en el que también se hace balance sobre los logros alcanzados desde la publicación del anterior informe de 2010.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha