eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CE propone nuevas medidas para reforzar la lucha contra el terrorismo

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) propuso hoy diez medidas para prevenir y luchar contra la radicalización del terrorismo y el extremismo violento dentro de la Unión Europea (UE), con especial atención en las acciones de grupos reducidos y actores solitarios y en la captación de terroristas a través de internet.

"El riesgo de radicalización que conduce a la violencia extremista está creciendo", afirmó la comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, en una declaración al presentar la propuesta.

"Estamos ante una creciente amenaza terrorista que ha mutado y evolucionado en los últimos años", continuó Malmstrom, al tiempo que precisó que se trata de actos impulsados por ideologías nacionalistas, otras inspiradas por Al Qaeda, así como extremismos de izquierda y de derecha.

La comisaria se refirió en concreto a episodios recientes como los asesinatos de romaníes en Hungría a manos de bandas nazis, el intento de atentado suicida de hace varios años en Suecia y el asesinato del rapero izquierdista Pavlos Fyssas a manos de un militante neonazi en Grecia.

En este contexto, Malmström incidió en la necesidad de articular medidas preventivas contra la radicalización, ya que ningún país comunitario está libre de este riesgo.

Uno de los principales problemas a combatir, según la comisaria, es el reclutamiento de europeos por parte de movimientos radicales.

Estos individuos a los que se ha bautizado como "combatientes extranjeros" son entrenados fuera del territorio de la Unión y suelen participar en acciones en zonas de conflicto, lo que contribuye a su radicalización.

En total, Bruselas estima que unos 1.200 europeos han partido hacia países como Siria, Sudán o Somalia para este fin.

Para hacer frente a toda esta situación, la CE propone actualizar la estrategia antiterrorista comunitaria que la UE puso en marcha en 2005 y recomienda diez acciones concretas.

En primer lugar sugiere que los Gobiernos nacionales impliquen a todos los actores relacionados con la lucha antiterrorista, desde organizaciones no gubernamentales a servicios de seguridad o expertos en la materia, para facilitar el desarrollo de medidas preventivas más efectivas.

En segundo lugar, propone la creación de un centro de conocimiento el próximo año que permita poner en común y extender las mejores prácticas.

Malmstrom anunció que la CE destinará 20 millones de euros entre 2014 y 2017 para financiar esta y otras medidas preventivas, así como programas nacionales para hacer más sencillo el abandono de la violencia por parte de miembros de grupos extremistas.

Continuar con el trabajo de la red de sensibilización sobre la radicalización (RAN, por sus siglas en inglés), que fue creada en 2011 y reúne a 700 expertos y profesionales de toda Europa, reforzar su papel y asegurarse de que puede servir como guía para los países de la UE es otra de las sugerencias de la Comisión.

El Ejecutivo comunitario también considera que se debería desarrollar y facilitar la formación de profesionales que trabajan con individuos o grupos de riesgo y dirigirla no solo a la policía y personal penitenciario sino también a trabajadores sociales, educadores y profesionales sanitarios para que también ellos comprendan el proceso de radicalización y sepan cómo responder.

Los programas nacionales "de salida", que facilitan la desvinculación de miembros de las bandas terroristas, constituyen otra de las apuestas de la CE, que lamenta que pese a su eficacia no estén disponibles en la gran mayoría de Estados miembros y cita como buen ejemplo a seguir los programas de Alemania y Suecia.

Otra de las claves para reforzar la lucha antiterrorista en la actualidad es hacer frente a los retos online que plantea la propaganda difundida mediante redes sociales.

El Ejecutivo de la UE considera que los países no deben limitarse a prohibir o retirar material ilegal de internet sino que deben desarrollar una verdadera estrategia de difusión de mensajes contrarios a la radicalización.

En este contexto, la CE considera útil dar voz a las víctimas, fomentar el pensamiento crítico entre los jóvenes y potenciar la investigación sobre tendencias de radicalización.

El Ejecutivo comunitario recomienda por último trabajar más de cerca con los países terceros y utilizar fondos comunitarios para financiar formación en este sentido, apoyar a los medios de comunicación y sufragar el coste de otras iniciativas de prevención.

La CE formuló estas recomendaciones a raíz de una petición de los ministros europeos de Interior el pasado mes de junio y sobre la base de dos años de trabajo de la red RAN.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha