eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cae la popularidad del presidente surcoreano tras dar ayuda humanitaria al Norte

- PUBLICIDAD -
Cae la popularidad del presidente surcoreano tras dar ayuda humanitaria al Norte

Cae la popularidad del presidente surcoreano tras dar ayuda humanitaria al Norte

Las cotas de popularidad del presidente surcoreano, Moon Jae-in, han mostrado una caída en el último sondeo publicado hoy, que los analistas atribuyen al polémico envío de ayuda humanitaria a Corea del Norte aprobado la semana pasada.

El 65,6 por ciento de los participantes en la encuesta de la empresa surcoreana Realmeter dio su aprobado al Ejecutivo que lidera el político liberal, lo que supone un 1,5 por ciento menos que la semana anterior.

Además el 29,4 por ciento dijo estar claramente en contra de su gestión, 2,6 puntos más que una semana antes.

Realmeter considera que esta situación responde al envío de 6,7 millones de euros en ayuda humanitaria al que dio luz su Gabinete el pasado jueves en un momento de fuerte escalada de tensión con Corea del Norte por sus insistentes pruebas de armas, entre ellas un test nuclear que el régimen realizó el 3 de septiembre.

La aprobación de la partida llegó después de que algunas voces, especialmente de la oposición conservadora surcoreana, hayan cuestionado el envío de ayuda en un momento en que la comunidad internacional ha endurecido sanciones sobre Pyongyang para tratar de frenar sus programas de desarrollo armamentístico.

Estas ayudas, que se canalizarán a través de organismos de la ONU y van especialmente destinados a mujeres embarazadas y niños, buscan aliviar la crisis alimentaria de la que han alertado ya organismos internacionales ante las malas cosechas que se esperan este año en el Norte.

La de esta semana es la cuarta caída de popularidad consecutiva de Moon, algo que los analistas atribuyen a la falta de coherencia que perciben algunos votantes en las relaciones del Ejecutivo de Seúl con Pyongyang.

La actual política de presión de Seúl ya se aparta de la intención inicial de Moon -que durante sus primeros meses de mandato se mostró abierto al diálogo incondicional con Pyongyang- y quedó plasmada en su discurso en Naciones Unidas, donde pidió más esfuerzos para ahogar al régimen con sanciones.

Sin embargo, algunos críticos consideran incoherente el envío de ayuda con este planteamiento de mano dura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha