eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cameron expone a Juncker sus planes de reformas de la UE antes del referéndum

- PUBLICIDAD -
Cameron expone a Juncker sus planes de reformas de la UE antes del referéndum

Cameron expone a Juncker sus planes de reformas de la UE antes del referéndum

El primer ministro británico, David Cameron, se reunió hoy con el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, para sus planes de reforma de la Unión Europea (UE) antes del planeado referéndum sobre la continuidad del Reino Unido en el seno comunitario.

Cameron aprovechó la jornada festiva de hoy en el Reino Unido para invitar a Juncker a la residencia campestre de Chequers, a las afueras de Londres, para iniciar el proceso de negociación que tiene por delante para conseguir reformas, principalmente sobre justicia e inmigración, antes de pedir a los británicos que decidan antes de finales de 2017, si quieren seguir o marcharse de la UE.

El jefe del Ejecutivo británico eligió uno de los salones que utilizó el exprimer ministro Winston Churchill para redactar algunos de sus más famosos discursos de la Segunda Guerra Mundial para tratar a grandes rasgos con Juncker los principales objetivos que busca el Reino Unido, según indicaron hoy fuentes oficiales británicas.

"Es una oportunidad que tiene el primer ministro para poner de manifiesto por qué está haciendo esto y expresar la opinión del Reino Unido sobre la UE y las razones de la renegociación", explicó una fuente oficial, y puntualizó que Cameron quiere explicarle a Juncker las áreas en las que los cambios son necesarios.

Con esta reunión, Cameron inicia una intensa semana de conversaciones diplomáticas en Europa ya que hará una gira por varias capitales europeas para exponer sus planes.

El primer ministro, que obtuvo una cómoda mayoría absoluta en las elecciones generales del 7 de mayo, viajará el jueves a Dinamarca para entrevistarse con su colega danesa, Helle Thorning-Schmidt, y trasladarse después ese mismo día a Holanda, donde verá al jefe del Gobierno holandés, Mark Rutte, antes de ir a Francia para cenar con el presidente francés, Francois Hollande.

El viernes, Cameron estará en Polonia con la primera ministra, Ewa Kopacz, y después viajará a Alemania para reunirse con la canciller, Angela Merkel, según una fuente oficial británica.

Antes de este maratón diplomático, Cameron introducirá en el Parlamento de Westminster el proyecto de ley que autorizará la convocatoria del referéndum de la UE, parte de su promesa electoral y exigencia del ala euroescéptica de los "tories".

Se espera que el proyecto legislativo sea aprobado sin contratiempos después de que el Partido Laborista, primero de la oposición británica y que sufrió un duro varapalo en los comicios de este mes, manifestase su apoyo al mismo en respuesta al contundente respaldo que dio el electorado al plan de Cameron sobre Europa.

El contenido del proyecto de ley fue adelantado hoy por el Gobierno, que establece qué ciudadanos tendrán derecho a ejercer el voto en el referéndum y quiénes quedarán excluidos.

Según el texto, los ciudadanos de la mayoría de los países de la UE no podrán votar, como ocurre en las elecciones generales.

Los que sí votarán serán los ciudadanos irlandeses y los de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth) residentes en el Reino Unido, debido a los antiguos lazos con esos países, y los británicos que llevan menos de 15 años viviendo en el extranjero.

El proyecto será introducido en el Parlamento el próximo jueves, un día después de la apertura solemne de la nueva legislatura a cargo de la reina Isabel II, que leerá el programa legislativo del nuevo Gobierno de Cameron de mayoría conservadora.

Se estima que unos 45,3 millones de británicos tendrán derecho a votar en la consulta de la UE.

"Ningún británico menor de 58 años ha podido opinar sobre la participación del Reino Unido en la Unión Europea. Es hora de corregir esto y darle a la gente una opción, quedarse o salir. Esta es una gran decisión para nuestro país, sobre el futuro del Reino Unido", señaló un portavoz del 10 de Downing Street, residencia oficial del primer ministro.

"Por eso creemos que es importante que sean los ciudadanos británicos, irlandeses y de la Commonwealth los que tengan que decidir", señaló el portavoz.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha