eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cameron defiende que el Reino Unido será más "próspero" en una UE reformada

- PUBLICIDAD -
Cameron defiende que el Reino Unido será más "próspero" en una UE reformada

Cameron defiende que el Reino Unido será más "próspero" en una UE reformada

El primer ministro británico, David Cameron, enfatizó hoy que el Reino Unido será más "próspero", "más influyente" y "más seguro" como parte de una Unión Europea (UE) reformada, al defender el borrador de cambios del bloque comunitario que pide Londres.

En una declaración leída en los Comunes, el líder tory se esforzó por persuadir a los diputados más euroescépticos de las ventajas del plan de reformas presentado en Bruselas por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, a fin de llegar un acuerdo de cara a la próxima cumbre europea los días 18 y 19 de febrero.

El "premier" confía en que los otros 27 miembros de la Unión den el visto bueno a las propuestas y poder así convocar su prometido referéndum sobre la permanencia o salida británica del bloque comunitario (conocido como "brexit"), posiblemente el próximo junio.

Cameron, criticado por los laboristas al no haber comparecido el martes para explicar el contenido del texto, ha defendido que éste responde a los puntos clave de reformas exigidas: competitividad, integración europea, acceso al mercado único de los países que no están en el euro e inmigración, este último, el asunto más espinoso.

El líder tory aclaró que la cuestión a debate no es si el Reino Unido podría sobrevivir fuera de la UE y recordó que es "la quinta economía del mundo y el principal actor de Europa en materia de defensa, con una de las redes diplomáticas más influyentes y extensas del planeta".

"La cuestión es cómo tendremos más éxito, cómo será más próspero el Reino Unido, cómo crearemos más empleo, cómo seremos más influyentes en las reglas que moldean la economía global y que nos afectan, cómo estaremos más seguros", planteó.

A su juicio, "las mejores respuestas a estas preguntas se encuentran dentro de una Unión Europea reformada", si bien advirtió de que en el caso de que esas reformas no pudieran asegurarse, no "descarta" ninguna medida.

Cameron dijo que los pormenores de las concesiones incluidas en el borrador, que tendrán que ser aprobados por los 28, se tendrán que "concretar" durante una "intensa" ronda de negociaciones, que tendrá con los líderes de la UE antes de la próxima cumbre europea.

"No estoy diciendo que esto sea perfecto, no estoy diciendo que la Unión Europea será perfecta tras este acuerdo. Y seguramente no lo será, pero ¿será la posición británica más fuerte y mejor? Sí, lo será", aseveró.

Por su parte, el líder laborista, Jeremy Corbyn, reprochó hoy a Cameron haber estado negociando "los objetivos equivocados, de la manera equivocada, por los motivos equivocados".

"El Partido Laborista está comprometido en mantener al Reino Unido dentro de la UE, porque creemos que es el mejor marco para el comercio europeo y la cooperación en el siglo XXI, y redunda en los mejores intereses de los ciudadanos de este país", señaló Corbyn.

En sus esfuerzos por convencer de las ventajas del borrador de Bruselas, Cameron ha recibido hasta la fecha el importante respaldo de su ministra de Interior, Theresa May, hasta ahora partidaria de apoyar la salida si las reformas no eran las esperadas.

También el titular de Economía, George Osborne, ha opinado que las propuestas detalladas "refuerzan tanto la UE como la posición británica dentro de la UE y tratan algunas de las inquietudes británicas" dentro de esta organización.

Por contra, entre los detractores del plan, figura el exministro de Defensa Liam Fox, quien ha alertado de que Cameron se arriesga a crear una división duradera en el seno del Partido Conservador.

También el alcalde de Londres, el conservador Boris Johnson, se ha mostrado crítico con el plan al opinar hoy que "hay que hacer mucho más" antes de poder respaldar las reformas que posibiliten el encaje del Reino Unido en el bloque.

El texto aborda el punto más difícil de aceptar para la poderosa ala euroescéptica de los "tories", el relativo a la inmigración, que consiste en establecer un "freno de emergencia" a los servicios sociales para los ciudadanos comunitarios, quienes deberán residir cuatro años en este país antes de acceder a ellos.

Para activar ese mecanismo, Londres tiene que demostrar que sus servicios públicos, como escuelas y hospitales, sufren una carga imposible de asumir por el aumento de la inmigración.

Cameron, que el domingo se reunió en Londres con Tusk en Downing Street, tiene previsto visitar este viernes Polonia y Dinamarca a fin de convencer a estos dos países, más reticentes con las reformas británicas, a que acepten el borrador.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha indicado que el borrador presentado es "justo para el Reino Unido y justo para los otros Veintisiete Estados miembros".

Por Patricia Rodríguez

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha