eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cameron aumenta los fondos para identificar a presuntos terroristas

- PUBLICIDAD -
El asesinato del soldado inglés Lee Rigby no se pudo prevenir, según comisión

El asesinato del soldado inglés Lee Rigby no se pudo prevenir, según comisión

El primer ministro británico, David Cameron, anunció hoy que destinará 130 millones de libras (unos 164 millones de euros) adicionales a los servicios secretos para mejorar la identificación de presuntos terroristas.

Cameron comunicó su decisión después de que la Comisión parlamentaria de seguridad e inteligencia presentó un informe sobre el asesinato en mayo de 2013 por dos islamistas del soldado británico Lee Rigby, en el que concluye que las agencias de seguridad, aunque conocían a los autores, carecieron de información y medios para prevenir el ataque.

En una comparecencia ante la Cámara de los Comunes, Cameron dijo que se transferirán fondos a las agencias "en los próximos dos años para mejorar su capacidad de vigilar y desmantelar a estos terroristas que actúan en solitario".

"La creciente amenaza que afrontamos por parte de estos terroristas autónomos significa que hemos de ir más allá en el refuerzo de nuestros recursos", declaró.

El primer ministro recordó que la nueva Ley de seguridad y contra el terrorismo, que se presentará mañana en el Parlamento, aumentará las competencias de las autoridades para afrontar la amenaza de presuntos terroristas que combaten en Siria.

Además, la ley obligará a escuelas, universidades, ayuntamientos y cárceles a "desempeñar su papel en la lucha contra este venenoso extremismo", explicó.

Rigby fue asesinado el 22 de mayo de 2013 por Michael Adebolajo y Michael Adebowale, británico-nigerianos convertidos al islam de 29 y 22 años, que le atropellaron y degollaron en plena calle cuando regresaba a su cuartel en el barrio de Woolwich (sureste de Londres).

Los asesinos, que invocaron a Alá al perpetrar la matanza ante varios testigos, fueron capturados por la Policía en el lugar del suceso y el pasado 19 de diciembre fueron condenados a cadena perpetua.

Tras 18 meses de pesquisas, la Comisión parlamentaria de seguridad e inteligencia afirmó hoy que, pese a tener a los asesinos fichados, "con lo que las agencias sabían en ese momento, no estaban en posición de prevenir la muerte del soldado Rigby".

No obstante, identificó errores de procedimiento de los servicios secretos y señaló que, de haber tenido acceso a un intercambio por internet de Adebowale con un extranjero, en el que expresaba sus intenciones, tal vez el asesinato "hubiera podido prevenirse".

El presidente de la comisión, Malcolm Rifkind, criticó la inacción de la empresa de servicios de internet, a la que no nombró, que albergó esa conversación en diciembre de 2012, en que Adebowale decía que planeaba "matar a un soldado de la manera más gráfica y estremecedora".

Cameron se comprometió a seguir hablando con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para conseguir que estas compañías de servicios digitales, la mayoría estadounidenses, colaboren con los Gobiernos.

Además, advirtió a las empresas de que, junto con su obligación para con la privacidad de los usuarios, "deben preocuparse también de su imagen pública si son usadas por terroristas para planear ataques y tienen información que no facilitan".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha