eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cameron puede enfrentarse en los Comunes a una nueva revuelta tory por Europa

- PUBLICIDAD -

El primer ministro británico, David Cameron, puede enfrentarse la próxima semana a una nueva revuelta parlamentaria de sus correligionarios conservadores en una votación sobre el referéndum acerca de la pertenencia del Reino Unido a la Unión Europea (UE).

Si lo acepta el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, el miércoles se votará una moción promovida por "tories" euroescépticos que piden al Ejecutivo de Cameron que introduzca la legislación favorable a esa consulta, ausente del reciente discurso de la Reina que presentó las prioridades legislativas del Gobierno.

El primer ministro ha prometido convocar un plebiscito sobre la permanencia o salida del Reino Unido de la Unión Europea en 2017 si el Partido Conservador gana los comicios generales previstos para 2015.

Un portavoz de Downing Street dijo que el Gobierno ha pedido a sus ministros que se abstengan en esa votación, crítica con la posición del propio Ejecutivo, mientras se dará libertad de voto a los diputados, informan hoy los medios británicos.

Alrededor de cien parlamentarios "tories" podrían apoyar la moción, si bien el portavoz de Cameron aseguró sentirse "relajado" al respecto.

De aceptarlo Bercow, como se espera, el miércoles se votará una enmienda al discurso del día 8 de la reina Isabel II en el Parlamento que "lamenta" la ausencia de referencias a la legislación sobre el referéndum europeo.

La enmienda ha sido respaldada por una treintena de diputados conservadores, si bien no tiene posibilidades de prosperar debido a la oposición de laboristas y conservadores.

Cameron se ve presionado por el avance del euroescéptico Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) en las elecciones locales de la semana pasada y por los conservadores más a la derecha de su partido, opuestos a la UE.

Según señalan hoy los medios británicos, el "premier" ha comunicado a su partido que no puede introducir ahora legislación sobre la consulta acerca de la pertenencia del Reino Unido a la UE debido a la oposición de laboristas y liberaldemócratas, estos últimos sus socios en la coalición de Gobierno.

Ayer mismo, el líder laborista británico, Ed Miliband, pidió que no se convoque ese referéndum por considerarlo "dañino" para las empresas del Reino Unido y le pidió que no anteponga los intereses de su partido Conservador a los del país.

Para Miliband, es "un error comprometerse ahora a un referéndum de dentro o fuera y tener por delante cuatro años de incertidumbre y un cartel de 'cerrado para los negocios' colocado ante nuestro país".

También el viceprimer ministro, el liberaldemócrata Nick Clegg, considera que renegociar la relación del Reino Unido con la Unión Europea creará "incertidumbre" y perjudicará "el crecimiento y el empleo" en el país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha