eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

"Carlos" prohíbe a su defensa asistirle en su juicio en París

- PUBLICIDAD -
"Carlos" prohíbe a su defensa asistirle en su juicio en París

"Carlos" prohíbe a su defensa asistirle en su juicio en París

El terrorista venezolano Ilich Ramírez Sánchez, "Carlos", dijo hoy que ha prohibido a sus abogados que le asistan en el juicio abierto en el Tribunal de lo Criminal de París por cuatro atentados mortales cometidos en Francia en 1982 y 1983.

"No voy a permitir que mis abogados se arruinen más por unos traidores bien colocados en Venezuela" declaró "Carlos" poco después de comenzar el proceso, que se abrió sin representación de su defensa.

El presidente del Tribunal, Regis de Jorna, anunció tras una suspensión de audiencia de una veintena de minutos que para la reanudación del proceso esta misma tarde se van a designar a dos abogados de oficio, siguiendo la voluntad del acusado.

Ramírez Sánchez no quiso aclarar, a una pregunta del presidente, si la prohibición de que le representaran sus dos abogados habituales, Isabelle Coutant-Peyre y Francis Vuillemin, rige para todo el juicio, que está programado hasta comienzos de julio.

"Espero que en un futuro próximo los responsables venezolanos puedan saltar los obstáculos de los traidores", se limitó a responder.

De Jorna había leído una carta enviada desde Caracas por Coutant-Peyre, en la que aseguraba que le resultaba imposible estar presente en el comienzo de la vista en París "a causa de compromisos no cumplidos por la Embajada de Venezuela".

Vuillemin tampoco acudió esta mañana al tribunal, que no pudo contactar con él.

"Carlos" insistió en que tanto el fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez, como el actual, Nicolás Maduro, habían manifestado solidaridad con él "en múltiples ocasiones", pero que "los muy poderosos enemigos sionistas", a través de trotskistas "lambertistas" habían bloqueado la ayuda para sus abogados que él ha solicitado de forma repetida.

"La culpa es de los traidores" y "van a pagar con su sangre" el "sabotaje", amenazó el terrorista de 63 años, que lleva encarcelado en Francia desde 1994 y que se enfadó cuando los gendarmes le impidieron hablar con un diplomático venezolano presente en la sala que se negó a hacer cualquier declaración a la prensa.

Cuando en el habitual interrogatorio sobre la identidad del procesado, se le preguntó por su profesión, "Carlos" respondió al presidente del tribunal: "sabe muy bien que soy un revolucionario profesional". Lo mismo que había dicho en el juicio en primera instancia a finales de 2011.

Entonces recibió la segunda condena a cadena perpetua en Francia, tras una primera en diciembre de 1997 por el asesinato en París, el 27 de junio de 1975, de dos agentes secretos y de un informador.

La segunda incluía un periodo mínimo de 18 años de cumplimiento efectivo de la pena por los hechos que van a ser examinados de nuevo por el tribunal parisino y por los que también está acusada la alemana Cristina Frohlich, que fue absuelta en primera instancia.

Se trató de una serie de cuatro atentados que causaron once muertos y decenas de heridos.

El principal abogado de las víctimas de esas acciones, Francis Szpiner, dijo que no espera "nada nuevo de 'Carlos'" a la vista de que "nunca ha mostrado remordimientos".

"Para las víctimas es un sufrimiento suplementario", comentó Szpiner a la prensa.

Pierre Panet, miembro del "Comité para la liberación de 'Carlos'" explicó a Efe que, pese a los casi 19 años que lleva entre rejas, el venezolano "mantiene la moral", "tiene el mismo ardor revolucionario" y dedica buena parte del tiempo en prisión a leer y escribirse con sus amigos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha