eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La hija de Carmelo Soria apoya el juicio en España por el crimen de su padre en Chile

- PUBLICIDAD -
La hija de Carmelo Soria apoya el juicio en España por el crimen de su padre en Chile

La hija de Carmelo Soria apoya el juicio en España por el crimen de su padre en Chile

Carmen Soria, hija del diplomático español Carmelo Soria asesinado en Chile por la policía secreta de la dictadura de Augusto Pinochet en 1976, secundó hoy la decisión del Tribunal Supremo español de investigar el crimen de su padre.

"Confío más en el alto tribunal de España que en el de Chile porque aquí ya se ha tenido la oportunidad de hacer algo y no se ha hecho", dijo hoy a Efe la hija de Carmelo Soria.

El Supremo decidió investigar los hechos al estimar que hay indicios de la "falta de voluntad" del país sudamericano para esclarecer el crimen.

Asimismo, el alto tribunal recalcó "la escasa entidad y relevancia de las diligencias practicadas por la justicia" de Chile en los dos últimos años desde que se reabrió el caso, después de que la familia de la víctima solicitara nuevas diligencias.

"En 1995 ya estaba claro quienes habían sido y cómo lo habían hecho pero no ha habido ninguna voluntad de parte de los tribunales de justicia chilenos de investigarlo", afirmó Soria.

"Aquí nadie ha querido hacer lo que corresponde y a mi me llama la atención que, a pesar de que hemos presentado muchas diligencias, no se ha hecho nada", apuntó.

El pasado agosto Chile ordenó procesar a quince exagentes de la policía secreta de la dictadura pero por el momento sólo tres se encuentran cumpliendo penas de prisión.

"Me gustaría que esto sirviera para lograr poner en evidencia lo injusta que ha sido la justicia en este país y lo poco consecuente que ha sido el estado en velar por las aplicaciones de los tratados internacionales que han firmado", aseveró Soria.

La muerte de Carmelo Soria es emblemática entre los crímenes de la dictadura de Pinochet (1973-1990) y policialmente está resuelto desde 1993, tras la declaración de José Rios San Martín, un exsuboficial y miembro de la DINA, la policía secreta de Pinochet.

Carmelo Soria, sospechoso de pertenecer al Partido Comunista, fue interceptado cuando transitaba en su automóvil el 14 de julio de 1976 por agentes disfrazados de carabineros y llevado a una mansión del lujoso sector santiaguino de Lo Curro, en la que vivían el exagente de la CIA, Michael Townley y Mariana Callejas.

Townley tenía en el subterráneo un laboratorio en el que preparaba gas sarín para asesinar a opositores a Pinochet y que servía además como lugar de interrogatorio y tortura, mientras en la casa su esposa dirigía talleres literarios o celebraba tertulias con conocidos escritores de la época.

En esa casa, Soria fue torturado y, como nunca entregó información, le aplicaron gas sarín. Luego, según Ríos San Martín, lo "destestuzaron" haciendo palanca contra un escaño por medio de la torsión de la cerviz.

El cadáver de Soria fue introducido en su propio automóvil y lanzado a un canal de riego, después que los agentes le vaciaron encima una botella de licor, para hacer creer que se trataba de un accidente provocado por la ingesta de alcohol.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha