eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Carolina Punset (C's) afirma que hay que ahorrar en el Senado y las diputaciones, no en Sanidad

- PUBLICIDAD -
Carolina Punset (C's) afirma que hay que ahorrar en el Senado y las diputaciones, no en Sanidad

Carolina Punset (C's) afirma que hay que ahorrar en el Senado y las diputaciones, no en Sanidad

La precandidata de Ciudadanos a la presidencia de la Generalitat valenciana, Carolina Punset, aboga por no profundizar en el denominado modelo Alzira de externalización sanitaria porque, a su juicio, "no se puede ahorrar en un sistema que funciona y que era envidiado, sino en senados y diputaciones".

En una entrevista con Efe, Punset (Washington, 1971) defiende su capacidad para aportar "mucho más que un apellido" a la política autonómica, a la que pretende dar el salto desde el Ayuntamiento de Altea (Alicante), del que forma parte como edil de la plataforma ciudadana Cipal desde 2007, dirigiendo el urbanismo local.

Hija del exministro y divulgador científico Eduard Punset, licenciada en Derecho y especialista en penal, cursó un máster en Cooperación Internacional, está casada, tiene dos hijas, reside desde hace quince años en Altea y reconoce que no habla valenciano.

En su discurso también aparece la calificación de "casta" y "mafia" para definir a los intereses compartidos de partidos mayoritarios y grandes corporaciones empresariales, a quienes acusa de mantener "pactos no escritos", aunque rechaza a quienes tratan de "desmontar un sistema que nos ha permitido disfrutar del más largo periodo de paz, en el que hemos conquistado derechos y libertades -dice-".

"Más le vale a España que el cambio esté controlado por personas que reflexionan y quieren hacerlo desde el consenso", afirma en relación con Podemos, al tiempo que lamenta que la dirección de UPyD no haya optado por un pacto con Ciudadanos.

Le reprocha que "haya antepuesto las siglas y las personas a un proyecto tan importante para España como es la tercera vía, porque la alternativa es el inmovilismo o los extremismos".

"Estamos abiertos a que se sumen algún día, si recuperan la cordura y la sensatez, porque nos jugamos más que un ciclo electoral la calidad de la democracia", añade Punset, que en breve conocerá si se convierte en la candidata a la Generalitat.

"Nuestra intención es concentrarnos en un plan de choque dirigido a generar empleo, dinamizar la economía, reducir la administración pública y regenerar la democracia", apunta.

Esto se traduce en reducir las cotizaciones a las pymes, bajar el precio de la contratación y las cuotas a los autónomos a imitación del modelo francés, suprimir las diputaciones y el Senado, fusionar ayuntamientos y reformar la ley electoral para alejar a imputados de cargos públicos e imponer listas abiertas y procesos de primarias.

"Los sectores tradicionales como la construcción o el turismo son esenciales, pero creo que debemos buscar nichos alternativos, reorientar el modelo", explica.

En este sentido, anuncia un plan de rehabilitación y eficiencia energética inspirado en Alemania que contempla la puesta en marcha de oficinas desde donde se centralicen todas las ayudas, se acuerde con el sector financiero el crédito para la rehabilitación, se inventarien las zonas más necesitadas y se creen modelos piloto que demuestren la mejora de la eficiencia energética.

"Creemos que hay cinco millones de viviendas en España sin aislamiento de ningún tipo, y otras tantas en las que la factura energética se podría abaratar en un 80 por ciento", afirma Punset.

Sobre el modelo educativo afirma: "No creo que sea una solución acabar con los conciertos, sino prestigiar la escuela pública, pero para eso hemos de pensar a largo plazo y debatir sobre qué hace que un sistema educativo sea excelente, dejando fuera las cuestiones ideológicas o accesorias".

Igualmente, respecto al sistema sanitario valenciano, aboga por "no ahondar en el modelo Alzira", aunque insiste en que "sería irresponsable y electoralista plantear la reversión de la gestión externalizada sin tener datos sobre las consecuencias".

"El sistema sanitario español es envidiado en el mundo entero, su eficiencia está acreditada. No se puede desmontar algo que funciona, no podemos ahorrar donde no hay que ahorrar. Nadie ha podido demostrar que sea más barata la gestión externa y nos jugamos demasiado, porque afecta a los derechos fundamentales", afirma.

Sobre el proyecto de Ley de Señas de Identidad promovido por el PP valenciano opina que "los derechos no son de los pueblos ni de los territorios, sino de los ciudadanos".

"Este proyecto forma parte de la vieja política, no se dirige a resolver problemas, no da de comer a nadie, no crea empleo, no mejora la Justicia ni la Sanidad, sino que claramente alimenta a los de una determinada tribu. Creo que es una evidencia de la desconexión de este Gobierno con la sociedad", agrega.

En consecuencia, rechaza también el debate sobre los términos Comunitat Valenciana o País Valencià: "que cada uno utilice el termino que más le guste, nosotros el que marca el Estatuto".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha