eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Casado pide a Sánchez que haga como González en 1996 y deje gobernar al PP

El vicesecretario pide al líder del PSOE que ponga por escrito que Mariano Rajoy presidierá el Gobierno si vuelve a ganar en votos

Dice que estaría encantado de que el expresidente Aznar hiciese campaña con él en Ávila 

25 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Casado pide a Sánchez y Rivera poner por escrito que no habrá terceros comicios y sugiere una reforma electoral

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha pedido este martes al líder del PSOE, Pedro Sánchez, que actúe como hizo Felipe Gonzalez en 1996 al dejar gobernar al PP de José María Aznar. El dirigente del PP ha solicitado tanto al líder socialista como al de Ciudadanos, Albert Rivera, que se "comprometan por escrito a que no habrá terceras elecciones, y ha añadido que él sería partidario "incluso de una reforma electoral para impedir legalmente que este bloqueo se puede hacer". Aunque el PP ya propuso em 2014 una reforma electoral, esta vez no ha dado pistas de por dónde iría esa reforma.

Casado ha recordado durante una entrevista en Cope que en 1996 el socialista Felipe González dejó gobernar al PP de José María Aznar, tras haber perdido "por una diferencia de votos menos abultada que la actual", y cree que esa debe ser la posición de los demás si el PP es la fuerza más votada, y más teniendo en cuenta que se trata de una repetición de elecciones.

A su juicio, la gente está "harta y no aguanta más insultos ni más vetos", así que será bueno que la conformación de gobierno se pueda "resolver cuanto antes". "Pedemos al PSOE que dejen gobernar a quien más votos saque, como hemos hecho nosotros siempre", ha dicho.

Casado ha afeado al socialista Josep Borrell que haya recordado que en un sistema parlamentario no siempre gobierna el más votado, sino el que más apoyos logra. "El PSOE sólo se acuerda de esta regla cuando pierde, cuando gana reclama el Gobierno", ha espetado.

El dirigente 'popular' considera que el PSOE tiene "mala conciencia" porque gobierna con Podemos cinco comunidades autónomas y más de 20 ciudades donde perdieron las elecciones. "Se empieza diciendo que los votos de los ciudadanos no son importantes para sumar y se acaba diciendo que hay soluciones tipo Monti que pueden subvertir la democracia", ha avisado.

Con todo, no ha confirmado si el presidente del PP, Mariano Rajoy, se presentará a la investidura en cualquier caso --después del 20D declinó hacerlo por no tener los apoyos--, sino que ha optado por insistir en que lo que tienen que hacer es sumar los apoyos, tendiendo la mano a Ciudadanos y al PSOE. Lo que no se puede repetir, ha dicho, es la situación a la que llevó el PSOE para "autofinanciarse una campaña de mes y medio".

Ante el 26J, no ha querido especular sobre si la coalición Unidos Podemos restará escaños al PP, por efecto de la ley electoral, porque considera difícil hacer pronósticos ante la perspectiva de una caída de participación y la aparición de este nuevo actor, al que ha llamado "alianza de comunistas". En espacio", ha puntualizado, el que dejan "aquellos partidos que están más centrados en sus problemas internos".

Por eso, ha dibujado un panorama en el que el PP representa la "moderación y la centralidad", mientras que "ellos están en la pugna para ver quién es más de izquierdas o más nacionalista o quien hace más prebendas a ERC o Junts pel Sí para romper la igualdad de los españoles". Así, ha pedido el "voto útil" a "socialdemócratas cabreados por la "deriva del PSOE" con Pedro Sánchez.

En cuanto a si el expresidente del Gobierno y del partido José María Aznar participará en la campaña, ha afirmado que "hará lo que él quiera". Casado considera que "Aznar siempre aporta muchísimo al partido", así que le encantaría que fuese a hacer campaña con él en Ávila, aunque entiende que tiene una agenda internacional "muy complicada".

En todo caso, ha retratado a Aznar como "una persona tremendamente comprometido con el partido", que quiere "lo mejor para la formación" y ha añadido que la mera existencia del PP no puede entenderse sin él. Para el actual dirigente, que tiene una relación "excelente" con Aznar, "su legado sigue presente para los españoles como un éxito colectivo".

Respecto a Ciudadanos, ha subrayado que este partido comparte con el PP "lo esencial", aunque luego discrepen en cuestiones como que los 'naranjas' se niegan a bajar impuestos en Andalucía y quieren acabar con las Diputaciones provinciales. Así, cree que "es bueno seguir con los puentes abiertos" y no caer en las descalificaciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha