eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Castigados en aislamiento tres etarras de la cárcel de Córdoba que intentaron echar a un gitano del módulo

Actuaron liderados por Etxeberría Garaikoetxea, que ya cumplió condena por robar un coche para ametrallar unas chabolas de gitanos

- PUBLICIDAD -

Un grupo de tres etarras, liderados por Jesús María Etxebarría Garaikoetxea, han sido castigados en régimen de aislamiento en la prisión de Córdoba debido a los intentos que hicieron para echar a otro interno de etnia gitana del departamento en el que se encontraban, según informaron a Europa Press fuentes penitenciarias.

Las mismas fuentes explicaron que los tres etarras se dedicaron a coaccionar al interno con el fin de que abandonara el módulo. Los funcionarios de prisiones fueron quienes advirtieron la situación y se lo comunicaron a la dirección de la prisión. La medida adoptada ha sido la de poner en régimen de aislamiento a los tres terroristas.

Los terroristas actuaron liderados por Jesús María Etxebarría Garaikoetxea, quien ya cumplió condena en los años noventa, entre otras cosas, por haber robar un coche para ametrallar unas chabolas de personas de etnia gitana.

CONDENADO POR ASESINAR A UN GUARDIA CIVIL

Su última detención se produjo el 18 de diciembre de 2002, tras haber huido de un tiroteo, que protagonizó junto con su compañero de comando Gotzón Aramburu, y en el que resultó muerto el guardia civil Antonio Molina.

Los hechos se produjeron en la autopista A-6, a la altura de Collado Villalba, cuando una pareja dió el alto al vehículo en el que viajaban los terroristas, que se dirigían a Madrid, por haber dado marcha atrás en la autopista. Al irles a pedir la documentación, se liaron a tiros con los agentes, resultando muerto uno y herido el otro.

Etxebarría Garaikoetxea echó a correr atravesando la autopista y logró huir secuestrando a una mujer en un vehículo a punta de pistola, a la que soltaría más tarde. Sin embargo, tras esta huida, resultó detenido en la estación de autobuses de San Sebastián el 18 de diciembre. Los dos terroristas llevaban 130 kilos de explosivos en el vehículo con la intención de poner bombas en los centros comerciales el día 31 de diciembre de ese mismo año.

Pero esta no es la primera vez que Etxebarría Garaikoetxea resultaba detenido. Ya había cumplido con anterioridad 13 años de prisión. Salió en el año 2000, después de haber sido condenado a 36 años de prisión por varias acciones terroristas que cometió junto a otros miembros del "comando Urdaburu" de ETA.

INTENTO DE FUGA SERRANDO BARROTES Y PATADAS EN LA AUDIENCIA

Entre estas acciones, que consideró probadas la sentencia dictada por la sección tercera de la Sala de lo Penal del a Audiencia Nacional, está la de obligar en diciembre de 1986 a dos ciudadanos de Rentería, a punta de pistola, a meterse en el maletero de su coche, con el objetivo de robar sus vehículos. Con ellos pretendían cometer un atentado, del que desistieron ante la presencia policial, y ametrallar unas chabolas de gitanos, aunque esto último no quedó probado que lo hicieran.

Por esta condena, Etxeberría cumplió cárcel hasta el año 2000, pero en 1990 intentó fugarse de la cárcel de Ocaña I (Toledo), junto a otros dos etarras después de haber serrado los barrotes de sus celdas.

La actitud de Jesús María Etxeberría quedó de nuevo patente cuando fue juzgado en la Audiencia Nacional por colocar un coche bomba. Se encontraba en el recinto blindado con cristal de la sala de juicios junto con su compañero de comando Ángel Aramburu y trataron de ser expulsados del juicio dando patadas al cristal. La Policía se vio obligada a esposarles mientras el juez echó de la sala a los familiares y amigos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha