eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Catalá afirma que la indemnización a los etarras de la T4 se descontará de lo que deben

España ha sido condenada por el TEDH a indemnizar a los dos autores del atentado de la T4 con 50.000 euros 

El ministro ha recalcado que la sentencia no habla de que se produjeran "torturas"

Estrasburgo considera que los dos miembros de la banda terrorista detenidos recibieron un "trato inhumano y degradante"

- PUBLICIDAD -
Catalá recalca que el TEDH no habla de torturas y que la indemnización se descontará de lo que deben los etarras

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha subrayado este martes que la  indemnización de 50.000 euros que reciban los dos etarras autores del atentado de la T4 habrá que descontarla de lo que deben estos mismos presos por sus delitos. Además, ha recalcado que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) no habla de "torturas" en la sentencia en la que condena a España a indemnizar a los dos miembros de la banda terrorista. 

En concreto, el TEDH ha condenado al Estado español a indemnizar con 30.000 euros a Igor Portu y con 20.000 euros a Mattin Sarasola por el trato "inhumano y degradante" que sufrieron cuando fueron detenidos en enero de 2008. Según la Corte europea, con sede en Estrasburgo, la actuación policial fue lo "suficientemente grave" como para merecer la condena.

En declaraciones en los pasillos del Congreso, Catalá ha indicado que esta sentencia evidencia que el sistema de garantías y el sistema de defensa de los derechos "ha funcionado, tanto en el sistema español como en el ámbito del TEDH".

"Por lo tanto, me parece que es un fortalecimiento de la esfera de los derechos de todos los ciudadanos, incluso de las personas que han cometido delitos gravísimos, delitos terroristas, también tienen lógicamente la máxima tutela judicial de sus derechos", ha manifestado.

El ministro de Justicia ha señalado que en este caso se producen "unas lesiones" y el tribunal de Estrasburgo ha acabado indemnizando a los etarras. Esa situación, ha proseguido, es lo que "justifica" que el Estado tenga que pagar esos 50.000 euros.

La Abogacía del Estado pedirá que se detraiga la indemnización para Portu y Sarasola de la deuda pendiente con las víctimas del atentado en la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas en 2006, según confirman a Europa Press fuentes jurídicas.

Las citadas fuentes explican que, siguiendo casos similares como el de la también etarra Inés del Río, la Abogacía del Estado informará de la deuda pendiente contraída en concepto de responsabilidad civil. De esta forma, se 'bloqueará' la indemnización comunicada este martes por Estrasburgo.

Los etarras fueron condenados a 1.040 años por el atentado de la T4 y a indemnizar a las familias de los dos ecuatorianos fallecidos, Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, con 500.000 y 700.000 euros, respectivamente. También se fijaban indemnizaciones que superan los 2,5 millones de euros para los numerosos afectados, entre ellos un herido que sufrió una discapacidad del 67% como consecuencia del atentado.

La Audiencia Nacional condenó a los etarras a pagar 1,16 millones de euros al Estado, en relación con la cuantía de las indemnizaciones que adelantó la Subdirección General de Ayuda a las Víctimas del Terrorismo, y 41,6 millones al Consorcio de Compensación de Seguros. El atentado produjo, además, daños en 863 vehículos que estaban aparcados en la T4.

TUTELA JUDICIAL DE TODOS, INCLUSO DE LOS ETARRAS

"Insisto, no lo califica como torturas, atribuye al Estado español responsabilidad pecuniaria que habrá que descontar de la que ellos tienen pendiente por los gravísimos asesinatos por los que fueron condenados", ha avisado.

Dicho esto, Catalá ha reiterado que la valoración del Gobierno es que se ha producido un "funcionamiento del sistema institucional, garantía de los derechos y tutela judicial de todos, incluso de los criminales condenados por los delitos más graves" en España.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha