eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Centenares de personas despiden a las dos mujeres asesinadas en Cervo

- PUBLICIDAD -
Centenares de personas despiden a las dos mujeres asesinadas en Cervo

Centenares de personas despiden a las dos mujeres asesinadas en Cervo

Centenares de personas despidieron esta tarde a las dos mujeres que fueron asesinadas en el municipio lucense de Cervo, María José Suárez López, de 45 años, y su madre Adela López Ramos, de 72, cuyos restos mortales recibieron sepultura en el cementerio parroquial de esta localidad de la costa de Lugo.

La capilla ardiente de ambas víctimas había quedado instalada ayer por la tarde en el tanatorio de Burela, por donde pasaron en las últimas horas cientos de personas que quisieron expresar sus condolencias a los familiares y amigos de las dos mujeres fallecidas.

Entre muestras de dolor y consternación, el cortejo fúnebre partió alrededor de las cuatro y media de la tarde del tanatorio y se dirigió al cementerio parroquial en el que recibieron sepultura los restos mortales de ambas mujeres.

Posteriormente, se celebró el funeral de entierro en la iglesia parroquial de Santa María de Cervo.

Entre los asistentes al funeral, además de vecinos y conocidos de las dos víctimas, se encontraba el propio alcalde de Cervo, Alfonso Villares; el secretario general del PP de Lugo, José Manuel Balseiro; o la vicepresidenta de la Diputación Provincial, Lara Méndez; los tres naturales de ese municipio.

Los colegios en los que impartía clases de religión María José Suárez López permanecieron cerrados hoy por segunda jornada consecutiva y el Ayuntamiento de Cervo ha decretado tres días de luto oficial, que terminarán mañana a las siete de la tarde, de modo que las banderas ondean a media asta y todos los actos públicos han sido suspendidos.

El alcalde de la localidad, Alfonso Villares, recordó que en lugares "tan pequeños" se establecen unas relaciones de "afectividad" entre "todas las familias" que vienen "desde generaciones pasadas", lo que hace todavía mayor "el dolor que ahora mismo" siente toda "la sociedad cervense" por la muerte violenta "de estas dos buenas personas".

Con respecto a la situación del detenido, dejó claro que "no hay justificación ninguna" para un acto tan brutal y expresó su "repulsa absoluta", porque "no hay nada que pueda justificar que una persona le pueda quitar la vida a otra de la forma en la que lo hizo".

María José Suárez López, que estudió Magisterio y fue catequista en su parroquia, había trabajado en el Punto de Atención Infantil del Ayuntamiento de Cervo y en estos momentos impartía clases en colegios de O Valadouro y Alfoz.

La otra víctima, su madre Adela López, también era una persona muy conocida en la localidad, una mujer que se quedó viuda hace más de dos décadas al fallecer su marido, que era marinero, en un accidente de tráfico.

El supuesto autor de ambos asesinatos, José Ángel Cuadrado Fernández, ingresó la pasada noche en la prisión de Bonxe tras reconocer de nuevo en sede judicial la autoría del doble crimen.

El Juzgado Número 1 de Viveiro decretó para este constructor de 52 años, marido de María José Suárez, prisión comunicada y sin fianza, después de que confesase ambos asesinatos.

En su declaración, José Ángel explicó que agredió a su suegra y a su mujer con una estaca, de un metro de largo, y a María José Suárez la remató con una cuchillada en el cuello.

El móvil del crimen parece haber sido la difícil situación económica que atravesaba la familia como consecuencia de las deudas que había acumulado la empresa del supuesto autor de ambas muertes.

Los cuerpos de ambas mujeres fueron localizados el martes por la mañana, un día después de la brutal agresión que acabó con su vida, según el informe del forense, al efectuar el supuesto homicida una llamada a la Guardia Civil para autoinculparse del doble crimen y amenazar con suicidarse.

Después de cinco horas huido, la información facilitada por un testigo permitió su detención en el Puente de los Santos, que une Galicia con Asturias, y su traslado al cuartel de la Guardia Civil de Burela, donde volvió a reconocer lo hechos ante los agentes encargados del caso antes de pasar a disposición de la autoridad judicial.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha