eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cerca de 700 sirios esperan en el norte de Mali para pasar a Argelia y Libia

- PUBLICIDAD -

Cerca de 700 sirios esperan escondidos en el desértico norte de Mali la ocasión para emigrar clandestinamente a Argelia y luego a Libia, han confirmado a Efe fuentes humanitarias y de la seguridad maliense.

Los refugiados sirios, en general en familias enteras en las que abundan los niños, han llegado en muchos casos desde el desierto vecino de Mauritania y se han establecido en la región de In Jalil, pegada a la frontera con Argelia.

Una vez allí, se ponen en manos de redes de contrabando de personas vinculadas a los numerosos grupos armados presentes en el norte maliense, donde esconderse es relativamente fácil dada la ausencia del Estado en la región y el carácter accidentado del terreno.

Los sirios son avistados a veces en Bamako, donde se mueven con gran discreción (ni siquiera hablan francés y por ello no pueden comunicarse con la población), pero su paso por la capital es fugaz, y pronto entran en contacto con las redes que los transportan al noreste del país.

"Todo el mundo sabe lo que pasa y todos hacen como si no lo vieran, a pesar de que los riesgos son enormes, tanto para los habitantes como para los refugiados", dijo a Efe Un trabajador local de una ONG internacional, identificado como Mohamed Ali.

Ali se refiere tanto al silencio del Gobierno como de la Misión de la ONU en Mali (Minusma), dedicados a garantizar la estabilidad entre los grupos tuaregs rivales o a protegerse contra las organizaciones yihadistas, con los refugiados sirios como la última de sus preocupaciones.

Según este trabajador humanitario, son los grupos tuaregs independentistas los que mejores vínculos tienen con las "mafias" de la emigración clandestina, que han hecho del tráfico de personas un lucrativo negocio.

Con una flota de camiones de tipo pick-up (con remolque trasero y tracción todoterreno), las redes de "pasadores" atraviesan la frontera hacia Argelia por puntos no vigilados, por la noche o a primera hora del día.

Las redes de traficantes son a veces las mismas que trafican con armas o con drogas por la región del Sahel, donde las fronteras son en muchos casos poco más que teóricas.

Las ONG en el terreno creen que es cuestión de tiempo que los sirios terminen siendo secuestrados por las mismas mafias que los transportan con el único fin de sacar de ellos el máximo beneficio posible, extorsionando a sus allegados o incluso a gobiernos occidentales.

Los refugiados sirios, abundantes en todos los países vecinos de Siria, han llegado incluso a países tan alejados como Marruecos, Mauritania y Mali, donde se los puede ver mendigando en mezquitas o en cruces importantes, en todos los casos esperando una oportunidad para acercarse a Europa.

De toda la región, el país que ha resultado más permisivo con los sirios es Argelia, pues se calcula que en este país se acumulan cerca de 35.000 sirios (solo 5.000 con estatus de refugiado expedido por ACNUR).

Pero los observadores en Mali coinciden en que los sirios no ven Argelia como la tierra prometida, sino como punto de paso necesario para cruzar hacia Europa. Antes lo hacían a través de Marruecos, pero ahora este país parece haber sellado sus fronteras, y ahora lo hacen por Libia, pese a que la travesía en este país esté plagada de peligros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha