eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

China y Japón acercan posturas tras dos años de tensión

- PUBLICIDAD -
China y Japón acercan posturas tras dos años de tensión

China y Japón acercan posturas tras dos años de tensión

China y Japón acercaron hoy posturas al acordar retomar el contacto político, diplomático y de seguridad tras dos años de fuertes tensiones, en los que las diferencias territoriales e históricas entre ambos países llevaron la relación bilateral a su peor nivel en mucho tiempo.

Por primera vez desde septiembre de 2012, se produjo el acuerdo en una reunión entre el consejero de Estado chino, Yang Jiechi y el consejero de Seguridad Nacional japonés, Shotaro Yachi, en la que ambos bandos entendieron las diferencias existentes y se comprometieron a trabajar para que éstas no se conviertan en obstáculos políticos o en un inesperado conflicto mayor.

Aunque se trate de un paso inicial en la descongelación de las relaciones, cabe destacar la importancia del gesto, que acerca la posibilidad del aún difícil encuentro entre los máximos líderes de estas dos naciones históricamente enemistadas, que mantienen disputas territoriales en una región ante la que buscan demostrar su poderío.

En el texto del acuerdo suscrito hoy, en un encuentro celebrado en la residencia de huéspedes oficiales de Diaoyutai (Pekín) y a pocos días de que llegue el primer ministro nipón, Shinzo Abe, ambos países se comprometen a retomar los contactos a través de varios canales multilaterales y bilaterales y a realizar esfuerzos para conseguir "confianza política mutua".

También manifiestan conocer las diferencias existentes en cuanto a la soberanía de islas en el Mar de China Meridional y Oriental, y acuerdan "prevenir la escalada de tensiones a través del diálogo y la consulta" así como establecer "mecanismos de gestión de crisis para evitar contingencias".

El detonante de la reciente tensión se produjo en septiembre de 2012, cuando Japón anunció la nacionalización de tres de los cinco islotes que conforman el archipiélago de las Diaoyu (Senkaku, en japonés), cuya soberanía se disputan Pekín y Tokio.

Ello encendió los ánimos en la segunda economía mundial, donde se vivieron graves protestas antiniponas, y provocó que se paralizaran los contactos a alto nivel mientras se sucedían múltiples y constantes acusaciones mutuas y las relaciones económicas también se veían dañadas.

"A largo plazo, el crecimiento de las relaciones sanas y estables entre China-Japón responde a los intereses de ambos países y a su gente", consideró en este contexto Yang Jiechi tras su reunión.

También señaló que "se trata de un acuerdo de gran importancia", después de que en los últimos meses ambas potencias hayan llevado a cabo diversos contactos a nivel diplomático para reactivar la relación bilateral.

"El acuerdo evidencia las dificultades que tenemos entre ambos en diferentes temas. Básicamente, lo que hemos hecho es coincidir en que queremos superar los problemas políticos", resumió por su parte Ken Okaniwa, portavoz de la delegación nipona presente en el foro de la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) que se celebra en Pekín y al que asistirá Abe la próxima semana.

En rueda de prensa, Okaniwa adelantó que ya se está preparando un futuro encuentro entre los ministros de Exteriores chino y japonés, si bien alejó la posibilidad de la esperada reunión entre el primer ministro Shinzo Abe y el presidente Xi Jinping.

"Estamos trabajando para que se produzca este encuentro, pero no está aún decidido", señaló el portavoz, quien dio a entender que su Gobierno no dejará de visitar o enviar ofrendas al polémico santuario de Yasukuni en Tokio, que China y Corea del Sur consideran un símbolo del imperialismo nipón antes y durante la II Guerra Mundial.

"Ese es uno de los puntos en disputa. El primer ministro nipón ya ha dejado clara su postura muchas veces, y yo no voy a repetirla hoy", respondió el portavoz ante las insistentes preguntas de los medios chinos sobre si cesarán estas actividades, que provocan el profundo rechazo de China.

Precisamente son estos gestos, además de la confrontación por las Diaoyu/Senkaku los que dificultan que se llegue a una reconciliación total, según destacan los expertos.

"Creo que este ha sido el avance más positivo en más dos años, en los que hemos visto una intensa confrontación. No obstante, creo que un encuentro a nivel formal Xi-Abe en los márgenes del APEC sigue siendo muy difícil", señaló a Efe Shi Yinhong, catedrático de Relaciones Internacionales de la Universidad Popular de China.

En opinión del analista, existen más posibilidades de que el líder nipón y el chino se encuentren de "manera informal", aunque también lo ve complicado.

"China tratará con respeto a Abe durante el APEC y hará el saludo correspondiente", explicó el catedrático, y zanjó: "Seguramente será eso lo único que veamos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha