eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

China desdeña las informaciones sobre su despliegue de misiles en una isla en disputa

- PUBLICIDAD -
China desdeña las informaciones sobre su despliegue de misiles en una isla en disputa

China desdeña las informaciones sobre su despliegue de misiles en una isla en disputa

China desdeñó hoy las informaciones acerca de que ha desplegado misiles tierra-aire en una isla en disputa del Mar de China Meridional, pero defendió su derecho a construir instalaciones defensivas en la zona, lo que eleva la tensión en la región tras la cumbre de EEUU con países del Sudeste Asiático.

"Creemos que es un intento de algunos medios occidentales de fabricar nuevas historias", dijo hoy el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, después de que la cadena estadounidense Fox News informara de que China dispone de un sistema de lanzamiento de misiles tierra-aire en la isla Woody, en el archipiélago Paracel.

Wang, quien ofrecía una rueda de prensa en Pekín junto a su homóloga australiana, Julie Bishop, cuya visita a la capital china quedó eclipsada por las informaciones sobre los misiles, aseguró que les habían comunicado la noticia "hace unos minutos" y no quiso darle más crédito.

Fox citó imágenes tomadas de satélite en las que se ven dos baterías de ocho lanzadoras de misiles tierra-aire y un sistema de radares que llegaron la semana pasada, ya que éstas muestran que una misma playa que se encontraba vacía el 3 de febrero, albergaba estos dispositivos a partir del 14.

Fuentes militares de Taiwán confirmaron a Efe el despliegue militar chino en las Paracel, controladas por China pero reclamadas por Taiwán y Vietnam, mientras el portavoz del Ministerio de Defensa taiwanés, Lou Zhou, lo reconocía hoy tácitamente y pedía en tono moderado evitar acciones unilaterales, para no enfrentarse a Pekín.

Pese al descrédito de Wang a las publicaciones, el ministro insistió después en que las instalaciones que tiene Pekín en el Mar de China Meridional son "limitadas" y destinadas a la "defensa".

"Las construcciones limitadas y necesarias de autodefensa que China ha levantado en esas aguas van en línea con el derecho de protección que contempla el derecho internacional", aseveró Wang.

Por ello, añadió, "no debería haber ninguna cuestión o problema" con esas instalaciones.

Además del aparente despliegue de misiles en la isla Woody, China ha realizado últimamente construcciones de gran envergadura en islotes y arrecifes de las islas Spratly, también en el Mar de la China Meridional, hasta convertirlas en auténticas islas artificiales, con pistas de aviación y guarniciones militares.

Las Spratly, más dispersas, están controladas parcialmente por China, Filipinas, Taiwán, Vietnam y Malasia, aunque Brunei también mantiene reclamaciones.

El ministro chino quiso hoy desviar la atención de las edificaciones militares resaltando las instalaciones de uso civil, para "proveer asistencia de rescate, de emergencia, servicios meteorológicos", en esas aguas, acciones que, dijo, se llevan a cabo "para ejercer un rol positivo en la región".

"Espero que los medios de comunicación de todo el mundo presten también atención a ello", enfatizó Wang.

La noticia del despliegue de misiles en la isla Woody se produce apenas un día después de que concluyera la cumbre entre EEUU y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en California, en la que se pidió detener la nueva construcción y militarización de las zonas en disputa en la región.

Aunque el jefe de la diplomacia china acogió de forma positiva la declaración, recalcó que ese compromiso debe confirmarse "con los hechos", y puntualizó que "la no militarización interesa a todas las partes y no debería dirigirse solo hacia un país", en referencia a China.

A esas tensiones se sumó hoy la declaración de un portavoz de Exteriores chino, Hong Lei, que subrayó que "nunca ha habido un problema de libertad de navegación" en esas aguas, en respuesta al presidente estadounidense, Barack Obama, quien tras la cumbre con la ASEAN pidió "respeto" al "derecho" de navegación por la zona.

Hong acusó a Washington de utilizar el pretexto de la libertad de navegación para hacer "demostraciones de fuerza" con el objetivo de mantener su "hegemonía marítima" y sus intereses en Asia Oriental.

En tono más conciliador, la presidenta electa de Taiwán, Tsai Ing-wen, pidió hoy "autocontrol" a todas las partes implicadas en las disputas territoriales, cuando aún intenta preservar la buena sintonía con Pekín, que recela de que su formación, el Partido Demócrata Progresista (PDP), escale en sus ansias independentistas.

China considera que tiene un derecho histórico sobre casi la totalidad del Mar de China Meridional, mientras Taiwán y otros miembros de la ASEAN como Malasia, Vietnam, Filipinas y Brunei, además de Taiwán también reclaman sus derechos en una zona rica en recursos naturales y clave para las rutas internacionales de navegación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha