eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El 9-N acaba con el pacto de gobierno entre CiU y PP en Reus

Fuentes consultadas indican que la decisión ha venido impuesta desde la dirección de Convergència en Barcelona, tras el 9-N y la posible querella de la Fiscalía contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas

- PUBLICIDAD -
Carles Pellicer i Alícia Alegret, celebrant els resultats electorals del maig de 2011

Carles Pellicer y Alícia Alegret, celebrando los resultados en mayo de 2011

El proceso soberanista de Catalunya ha terminado, finalmente, con el pacto entre CiU y PP en el Ayuntamiento de Reus. El propio alcalde, Carles Pellicer (CiU), convocó una rueda de prensa de urgencia, a las ocho y media de la noche, para confirmalo. Fuentes consultadas indican que la decisión ha venido impuesta desde la dirección de Convergència en Barcelona, tras el 9-N y la intención de la Fiscalía de querellarse contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas. Al parecer, Pellicer no estaba dispuesto a romper el pacto, pero finalmente, ha cedido. Este, sin embargo, ha negado rotundamente esta situación y ha comentado que ha sido una decisión consensuada. El alcalde ha acabado defendiendo la labor realizada con el PP durante estos años.

Desde la dirección nacional de CiU han admitido que la decisión se ha tomado en Barcelona, en la ejecutiva, y que tiene que ver con el 9-N y la actitud del PP ya que "hay que reconocer que el pacto local iba bien". A partir de ahora, CiU abre un periodo de reflexión sobre los pactos que tiene con el PP en el territorio. "En cada lugar se tomará la decisión que toque, pero hay lugares donde el PP tiene una actitud que hace difícil el pacto", añaden las mismas fuentes.

Fuentes del PP indican que ha sido una decisión unilateral por parte de Carles Pellicer. Los populares aseguraban en un principio que no harían una valoración hasta este jueves, supuestamente, por voz de su portavoz municipal y socia de gobierno, Alicia Alegret. Pero f inalmente, han enviado un comunicado. El gobierno se queda ahora con minoría, frente a los 10 concejales de CiU, los 8 del PSC, los 6 del PP, los 2 de Ara Reus y 1 de la CUP.

Primeras palabras del alcalde

En su comparecencia ante la prensa, el alcalde, Carles Pellicer, ha justificado la ruptura del pacto con los populares porque la actitud del PP catalán y español "ha traspasado las fronteras del desprecio", en relación con el 9-N y la posible querella planteada contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas. El alcalde ha asegurado que el fin del pacto ha sido una decisión de consenso entre el gobierno local y la dirección nacional de Convergencia Democrática: "Barcelona no ha impuesto nada, es una decisión compartida", ha espetado.

No obstante, Pellicer ha reconocido que "es una decisión que me duele" y ha recordado que "se han cruzado unas líneas rojas". A partir de ahí, consciente de la necesidad de llegar a consensos para cerrar el mandato el próximo mayo de 2015, Pellicer se ha mostrado dialogante con todas las formaciones. Los presupuestos serán el principal escollo para el gobierno local, ahora en minoría, por lo que el alcalde ha pedido al resto de partidos "actitud positiva y constructiva". De todas formas, el alcalde ha subrayado que tiene la opción de prorrograr los presupuestos.

Defensa del pacto de gobierno

Durante su intervención, Pellicer ha defendido el pacto de "gestión" firmado hace tres años y medio: "Estoy muy satisfecho de los resultados que el pacto ha dado hasta hoy. Un pacto que ha propiciado un cambio necesario en la gestión y el funcionamiento de la administración municipal". "Me siento muy orgulloso de los resultados positivos del acuerdo, especialmente en el contexto económico, político, social, e incluso judicial, en el que hemos tenido que trabajar", indicó.

El alcalde ha dicho ser consciente de las diferencias ideológicas entre ambos partidos y ha reconocido que la realidad municipal "ha coincidido con un momento trascendental como es el debate en el derecho a decidir". En este sentido, Pellicer ha indicado que el Ayuntamiento ya se ha posicionado a favor en varias ocasiones y ha destacado el respeto con que el PP ha llevado esta cuestión a nivel local.

"Esta decisión que tomamos es centrada, tranquila y respetuosa. Mi responsabilidad es la de continuar gobernando en beneficio de la ciudad", ha continuado Pellicer. El alcalde ha explicado que ha hablado con la hasta ahora socia de gobierno, Alicia Alegret, durante la sesión de control en el Parlament de este martes y ha confirmado que no era la primera vez que debatían la continuidad del pacto. Hay que recordar que es común que ambos vayan juntos, en el mismo vehículo, a los plenos del Parlament.

Además de comunicarlo a Alegret, Pellicer ha llamado a los portavoces de los grupos municipales del PSC, Ara Reus y la CUP, y se ha reunido con las ejecutivas de Unió y de Convergencia Democrática de Catalunya (CDC). Cuando ha explicado la decisión tomada, se han podido escuchar aplausos en la sede de CDC. En este sentido, el alcalde ha reconocido que había un descontento de los militantes para seguir con el pacto, ante la actitud del PP con el camino soberanista.

Reordenación del cartapacio municipal

La decisión de Pellicer supondrá una reordenación de las seis concejalías que tenía en sus manos el PP: Promoción Económica, Deportes, Gente Mayor y Familia, Medio Ambiente, Convivencia e Inmigración, y Formación para la Integración. El alcalde ha llamado a los servicios jurídicos y el secretario municipal para comunicarles que inicien la redacción de un decreto en este sentido, pero no quiso adelantar cómo quedará el nuevo gobierno. Tampoco si habrá una reducción del número de concejalías, ahora situado en dieciséis. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha