eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cientos de colonos se manifiestan en Jerusalén por la evacuación de Amoná, en Cisjordarnia

- PUBLICIDAD -
Cientos de colonos se manifiestan en Jerusalén por la evacuación de Amoná, en Cisjordarnia

Cientos de colonos se manifiestan en Jerusalén por la evacuación de Amoná, en Cisjordarnia

Cientos de jóvenes nacionalistas y colonos judíos se manifiestan hoy frente a la residencia oficial del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para protestar por la prevista evacuación de la colonia de Amoná, en el territorio ocupado de Cisjordania.

Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, coreaban y bailaban al son de canciones tradicionales israelíes, a pesar de la fuerte tormenta que sacude el país y de que Netanyahu se encuentra de visita oficial en Azerbaiyán.

Con pancartas como "La Tierra de Israel no es un asunto a debate" o "Amoná en el corazón", los manifestantes repudiaron con pitadas la intención del Gobierno de cumplir una orden judicial de desalojo y aseguraron que "Amoná no caerá".

"El Tribunal Supremo apoya a la izquierda, hay sentencias deformes que causan destrucción", dijo la conocida activista local Daniela Weiss, del ala más dura del movimiento, quien reivindicó el mensaje de que "judíos no evacúan a judíos", ya difundido durante la evacuación de la franja de Gaza por Israel en 2005.

La convocatoria, del movimiento colonizador judío asentado en el territorio palestino que Israel ocupa desde 1967, supone el pistoletazo de salida a una serie de protestas por la prevista evacuación de la pequeña colonia de Amoná, creada en 1996 sin la autorización del Gobierno israelí de turno.

Las 60 familias allí asentadas deberán evacuar sus casas el próximo 25 de diciembre si el Tribunal Supremo no aplaza un fallo anterior en ese sentido.

Fue esta instancia judicial la que ordenó a Netanyahu su evacuación por haber sido levantada en tierras de propiedad privada palestina, lo que la ley local prohíbe tajantemente.

El fallo ha dado lugar a una fuerte pulso entre el poder Ejecutivo y el Judicial, con el Gobierno tratando de hacer aprobar en el Parlamento un proyecto de ley que regularice la situación de medio centenar de colonias en la misma situación de Amoná.

Para la comunidad internacional y los palestinos, cualquier colonia israelí en el territorio ocupado desde 1967 es ilegal, y no sólo las que el gobierno israelí de turno autorizara o no, o si están en parcelas que no son de propiedad privada.

El caso de Amoná está pendiente de un acuerdo entre el Gobierno y los colonos para que acepten ser trasladados voluntariamente a otra parcela en la misma colina, lo que también despierta la oposición del asesor jurídico del Gobierno porque se trata igualmente de tierras privadas, en este caso de "propiedad ausente (abandonada)".

Con esa definición la legislación israelí describe los inmuebles y terrenos que los refugiados palestinos dejaron atrás al salir al exilio en las guerras de 1948 y 1967, y a los que Israel no permite el regreso como para exigir sus tierras.

El movimiento "Shalom Ajshav" (Paz Ahora) consideró en ese sentido que "el Gobierno israelí lo que está haciendo es reemplazar un robo con otro robo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha