eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cientos de personas conmemoran el primer aniversario de la matanza de Dacca

- PUBLICIDAD -
Cientos de personas conmemoran el primer aniversario de la matanza de Dacca

Cientos de personas conmemoran el primer aniversario de la matanza de Dacca

Cientos de vecinos, políticos y diplomáticos se congregaron hoy en el lugar donde hace un año un comando yihadista acabó con la vida de 22 personas, en su mayoría extranjeros, para recordar a las víctimas en el primer aniversario de la matanza que cambió Bangladesh.

El escenario del asalto, entonces un café frecuentado por extranjeros, es hoy la vivienda de los dueños del establecimiento, que esta mañana abrieron sus jardines durante cuatro horas para que los bangladesíes pudiesen depositar ofrendas florales en recuerdo de los fallecidos.

Entre fuertes medidas de seguridad, los presentes arroparon a familiares de las víctimas como Shamima Yeasmin, cuñada de la italiana fallecida Nadia Benedetti, quien contenía las lágrimas a duras penas en la que fue su primera visita al lugar de la tragedia.

"Quiero justicia y un castigo ejemplar para la gente implicada de tal forma que nadie pueda hacer (algo así) de nuevo", reclamó Yeasmin en declaraciones a periodistas, al confesar que su familia todavía no se ha recuperado del trauma.

Decenas de policías fueron desplegados en el lugar como medida de seguridad, pero otros muchos acudieron en calidad de invitados para presentar sus respetos en el aniversario de un ataque en el que también perecieron dos agentes bangladesíes.

"Perdimos a dos experimentados oficiales para hacer frente al desafío y gradualmente dimos pasos para que Bangladesh no pudiese ser identificado internacionalmente como una cancha terrorista", manifestó en el acto el subinspector general de la Policía bangladesí, Mokhlesur Rahman.

El alto mando reconoció que el asalto al café supuso un antes y un después en la situación de seguridad nacional y explicó que fue un "gran desafío" para las autoridades del país, que desde hacía meses venía sufriendo una oleada de ataques contra blogueros, intelectuales y miembros de minorías religiosas.

El 1 de julio del año pasado cinco hombres armados entraron en el local, tomando docenas de rehenes y matando a 22 de ellos, la mayoría extranjeros a los que asesinaron a puñaladas.

El ataque conmocionó a todo Bangladesh y obligó al Gobierno a admitir que el problema del extremismo islámico en este país musulmán tradicionalmente moderado se estaba convirtiendo en algo serio.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó su autoría, aunque el Gobierno de Bangladesh siempre ha mantenido que la formación islamista Jamaatul Mujahidin Bangladesh (JMB) fue la responsable.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha