eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Comisión de Ética de la Presidencia brasileña investigará a dos ministros

- PUBLICIDAD -
La Contraloría venezolana inicia una auditoría a la Fiscalía durante la gestión de Ortega Díaz

La Contraloría venezolana inicia una auditoría a la Fiscalía durante la gestión de Ortega Díaz

La Comisión de Ética de la Presidencia brasileña investigará a dos ministros salpicados por sospechas de corrupción vertidas por el grupo empresarial JBS, por las que ha sido denunciado el propio mandatario Michel Temer, informaron hoy fuentes oficiales.

La investigación interna que realizará ese organismo consultivo afectará a los ministros de Ciencia y Tecnología, Gilberto Kassab, e Industria, Marcos Pereira, a los que directivos de JBS han citado como supuestos beneficiarios de comisiones ilegales pagadas a cambio de maniobras políticas que favorecieron a ese grupo.

Por los mismos motivos, la comisión investigará al exministro de la Secretaría de Gobierno Geddel Vieira Lima, un hombre de la mayor confianza de Temer y quien dimitió el año pasado, acorralado por sospechas de corrupción referidas a otros asuntos.

La decisión ha sido anunciada en vísperas de que la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara de Diputados inicie el trámite para determinar si procede una denuncia por "corrupción pasiva" que la Fiscalía ha presentado contra el propio presidente Temer.

Por normas constitucionales, ese comité parlamentario analizará la procedencia de la denuncia en primer término, luego remitirá el caso al pleno de la cámara y, si lo avalasen al menos dos tercios de los 513 diputados, la Corte Suprema quedará autorizada a iniciar un juicio de carácter penal contra el mandatario.

Si la denuncia fuera finalmente acogida por el Supremo, Temer será suspendido de sus funciones durante los 180 días que duraría el proceso y su cargo sería ocupado en forma interina por el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia.

Temer sería destituido si fuera hallado culpable, y el Congreso debería convocar a las dos cámaras legislativas para una elección indirecta, en la que los parlamentarios escogerían a un gobernante para el país hasta el 1 de enero de 2019, cuando vence el actual período presidencial.

No obstante, si Temer fuera absuelto, recuperaría el poder para concluir entonces el mandato.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha