eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Condenado a 22 años de cárcel por dar 15 puñaladas a su pareja con un punzón

- PUBLICIDAD -
Condenado a 22 años de cárcel por dar 15 puñaladas a su pareja con un punzón

Condenado a 22 años de cárcel por dar 15 puñaladas a su pareja con un punzón

Un hombre ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Málaga a 22 años de prisión por asesinar a su pareja tras asestarle quince puñaladas con un punzón en la zona del cuello, cara y espalda tras una discusión cuando ambos se encontraban en la cocina del domicilio, en Torremolinos (Málaga).

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, se considera probado que el acusado asestó las puñaladas mientras la víctima permanecía aún con vida y con intención de "aumentar deliberada e inhumanamente su sufrimiento".

Para ello, su ánimo debía estar presidido por "un lujo de maldad" encaminado a causar a su víctima, "por mera complacencia interna", un mal superior al estrictamente necesario para la consumación del delito.

El crimen fue cometido sobre las 1.30 horas del 12 de noviembre de 2013 cuando el acusado, de 52 años, mantuvo una discusión con su pareja, de 37, y de forma sorpresiva y sin posibilidad de defensa le asestó supuestamente las quince puñaladas.

El agresor asestó una primera puñalada en la región submandibular y las otras catorce se las produjo mientras ella permanecía aún con vida y "sólo con intención de aumentar su sufrimiento".

Para cometer el crimen el procesado utilizó un punzón de mango de manera, de unos catorce centímetros de longitud, que había cogido poco antes de una caja de costura que se encontraba sobre una mesa del salón de la vivienda.

Sobre las 4.30 horas del mismo día, el agresor se dirigió a la comisaría de la Policía Nacional, muy próxima al lugar de los hechos, y les dijo a los agentes "buenas noches, vengo a entregarme porque he matado a mi mujer".

Desde ese momento, el hombre colaboró con los agentes para la localización del cadáver y la identificación de la misma.

El acusado y la víctima, madre de una niña de 14 años fruto de otra pareja, mantenían una relación sentimental intermitente desde julio de ese mismo año y habían convivido de forma esporádica en el domicilio que él tenía arrendado en Torremolinos.

El agresor ha sido condenado por un delito de asesinato porque según los miembros del Jurado, que emitieron un veredicto de culpabilidad por unanimidad, hubo alevosía y ensañamiento y además ha incurrido en la circunstancia agravante de parentesco y el atenuante de confesión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha