eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Varios grupos parlamentarios sospechan que se les espía en el Congreso

La Izquierda Plural y el PNV pedirán explicaciones al director del CNI en su comparecencia de este miércoles ante la Comisión de Gastos Reservados

- PUBLICIDAD -
CiU, PNV y UPyD esperan que el CNI aclare si hubo espionaje de EE.UU. a políticos

Felíx Sanz Roldán, director del CNI

“¿Quién de ustedes está seguro de no haber sido espiado?". El portavoz de la Izquierda Plural, José Luis Centella, se lo preguntaba este martes a los periodistas del Congreso en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces. En ese encuentro varios grupos parlamentarios han pedido a Posada que investigue si están siendo “espiados”.

Las sospechas de que son vigilados serán trasladadas por los grupos al director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, en su comparecencia de este miércoles en la Comisión de Gastos Reservados del Congreso a la que acude para dar cuenta del presunto espionaje masivo que los servicios secretos de los Estados Unidos han realizado en nuestro país.

La preocupación se ha extendido a los representantes de Amaiur, sobre todo después de que haya transcendido que varios partidos vascos, y no solo de la izquierda abertzale, han sido objeto de escuchas por parte de los servicios secretos españoles. Dado que Amaiur no forma parte de la Comisión de Gastos Reservados, el diputado Rafael Larreina ha pedido a los demás partidos que pregunten a Sanz Roldán por este extremo que ha calificado como “impresentable”. Larreina advierte que si se demostrara que están siendo vigilados y espiados, debería haber ceses, tanto en el CNI como en el Gobierno. Varios portavoces, entre ellos Aitor Esteban, del PNV, se comprometieron a trasladar a Sanz Roldán estas sospechas al sentirse también afectados.

Las quejas de los portavoces fueron escuchadas por el presidente del Congreso. Jesús Posada se ha limitado a contestar que “estudiará el caso”. Se da la circunstancia de que el Consejo de Ministros mantuvo su reunión el pasado jueves en una sala de la Cámara Baja, algo que suele ocurrir de vez en cuando si hay votaciones en el pleno. Poco antes de iniciar la reunión, se realizó un exhaustivo barrido para comprobar que no había ningún elemento que pudiera hacer pensar que el Gobierno iba a ser espiado.

El propio Posada quiso luego restar importancia a este hecho asegurando que es “habitual” tomar estas precauciones y achacó tanto celo con las medidas de seguridad a Presidencia del Gobierno. Las denuncias de espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) norteamericana a varios países, incluido España, estaban ese día en pleno auge.

Ahora muchos portavoces de los grupos parlamentarios se hacen la misma pregunta. “¿Estamos siendo espiados los dirigentes políticos?”. Una respuesta que esperan obtener del jefe de los servicios de inteligencia español. El portavoz de IU, José Luis Centella, va más lejos e incluso cree que el Congreso debería pedir la comparecencia del extécnico de la NSA, Edward Snowden, que ha destapado el escándalo, “para que dé cuenta de lo que sabe”.

Los únicos que no han dado importancia a este asunto son los diputados del PP y UPyD. Según ha confesado Carlos Martínez Gorriarán, no les preocupa ser espiados porque tienen “muy poco que ocultar”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha