eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los talibanes y el Consejo de Paz afganos contrarios a la muerte de Mehsud en Pakistán

- PUBLICIDAD -
Los talibanes y el Consejo de Paz afganos contrarios a la muerte de Mehsud en Pakistán

Los talibanes y el Consejo de Paz afganos contrarios a la muerte de Mehsud en Pakistán

Los talibanes afganos "condenaron" hoy el "martirio" del líder talibán paquistaní, Hakimulá Mehsud, por un ataque de EEUU en Pakistán; mientras que el Consejo de Paz afgano dijo que esta muerte será negativa para la pacificación de la región.

Efe contactó con los portavoces de los talibanes en Afganistán, Zabiulá Mujahid, y del Consejo de Paz afgano, Shahzada Shahid, cuyo organismo es el encargado de mantener conversaciones con los insurgentes para poner fin a la guerra en el país asiático.

Shahid dijo que la muerte el viernes de Mehsud por el ataque de un avión espía estadounidense o "drone" en la provincia de Waziristán del Norte, fronteriza con Afganistán, "no tendrá un impacto negativo en el proceso de paz con los talibanes afganos".

Sin embargo, sentenció, "afectará con total seguridad a los esfuerzos por alcanzar la paz con los talibanes de Pakistán".

Por su parte, el portavoz talibán remarcó la "fuerte condena al martirio de Hakimulá Mehsud", líder de Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), por un bombardeo de sus enemigos estadounidenses.

En un comunicado emitido con anterioridad por los talibanes, estos instaban "al Gobierno y al pueblo de Pakistán" a tomar todas las medidas necesarias para detener esos "bárbaros e ilegales" ataques de EEUU, lo que conllevará que los paquistaníes y afganos "inocentes" puedan "liberarse del demonio americano".

Los talibanes consideraron la muerte de Mehsud como "una gran pérdida" y trasladaron sus "más sentidas condolencias" a los familiares y amigos del líder insurgente.

Tanto el Gobierno de Kabul como el de Islamabad está tratando de entablar negociaciones con los talibanes asentados en su territorio, aunque la alta relación entre las facciones insurgentes a los dos lados de la porosa frontera hacen que el diálogo deba ser regional.

El Gobierno afgano ha acusado en repetidas ocasiones al aparato de seguridad paquistaní de dar cobijo en su territorio e incluso apoyar a facciones talibanes y otros grupos insurgentes que lanzan ataques en Afganistán.

No obstante, la situación de enquistamiento en que se halla el proceso de paz entre la Administración afgana y los rebeldes ha llevado a Kabul a pedir asistencia a Islamabad, algo que se considera crucial para encontrar una salida al conflicto.

La guerra afgana se halla en uno de los momentos más sangrientos, casi doce años después de la invasión de EEUU y caída de los talibanes, que en los últimos años se han reorganizado y aspiran a restaurar el régimen fundamentalista islámico que hubo entre 1996 y 2001.

Las tropas de la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF) comenzaron a mediados de 2011 a retirarse gradualmente del país asiático y a transferir la competencia de la seguridad al Ejército y Policía afganos.

Este proceso debe concluir en 2014, si se cumplen los plazos previstos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha