eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Corbyn concede libertad de voto a los diputados laboristas sobre los ataques contra ISIS

Los dos grandes partidos británicos están divididos sobre la autorización al Gobierno para que se sume a la campaña de bombardeos en Siria

- PUBLICIDAD -
Corbyn reúne a la cúpula del Laborismo británico para decidir el voto sobre Siria

Corbyn reúne a la cúpula del Laborismo británico para decidir el voto sobre Siria

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, ha aceptado conceder libertad de voto a los diputados laboristas en la votación sobre la participación británica en la guerra contra ISIS en Siria. Ha aceptado la petición que en ese sentido le habían hecho varios miembros del Gobierno en la sombra, que pretenden votar sí. Pero Corbyn ha dejado claro que la política oficial del partido seguirá siendo la de oponerse a los bombardeos y a la estrategia planteada por el primer ministro, David Cameron, de ampliar los ataques aéreos contra el EI de Irak a Siria.

El Gobierno quiere que la Cámara de los Comunes apruebe en una votación los bombardeos en Siria, pero Cameron ha puntualizado que sólo habrá voto si está seguro de ganarlo. Se espera que esa votación se produzca el miércoles, pero no hay aún ninguna confirmación oficial.

Corbyn ha reclamado a Cameron que se celebre un amplio debate con motivo de la votación que dure dos días. Eso retrasaría la celebración del pleno, porque el primer ministro viaja el jueves a Bulgaria dentro de sus contactos con otros gobiernos para renegociar las condiciones de la presencia británica en la UE.

A finales de 2014, la Cámara de los Comunes autorizó bombardeos contra posiciones del EI en Irak pero no en Siria. Sobre este último caso, la deserción de varios diputados tories impidió que Cameron viera cumplidos sus propósitos. 

Varios destacados laboristas habían pedido a Corbyn que permitiera que los diputados del partido tengan libertad de voto. Según los medios británicos, en caso de que no hacerlo, algunos miembros de la dirección del grupo parlamentario amenazaban con presentar la dimisión en señal de protesta.

Corbyn se opone a cualquier intervención militar en Oriente Medio y fue una de las principales voces contrarias a la invasión de Irak de 2003, lo que le llevó a participar en manifestaciones con el grupo Stop the War Coalition. Las condiciones que plantea el líder laborista para cambiar de opinión son un apoyo claro y público de la ONU y de los aliados del Reino Unido en Oriente Medio, un plan humanitario, que los ataques se circunscriban a ISIS y que estén subordinados a los esfuerzos diplomáticos para poner fin a la guerra de Siria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha