eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Corea del Norte dice que la muerte de Kim Jong-nam es un ejemplo de "fake news"

- PUBLICIDAD -
Corea del Norte dice que la muerte de Kim Jong-nam es un ejemplo de "fake news"

Corea del Norte dice que la muerte de Kim Jong-nam es un ejemplo de "fake news"

Corea del Norte cree que todo lo que rodea al presunto asesinato en Kuala Lumpur de Kim Jong-nam, el hermano del líder norcoreano, es un claro ejemplo de "fake news" (noticias fabricadas) difundidas por el Gobierno de Seúl para desviar la atención de su propia crisis política.

Se trata de "la propaganda histérica de Corea del Sur, que atraviesa la peor crisis política de su historia y necesita desviar la atención. Es simple, quieren demonizar nuestro liderazgo, con una campaña de difamación contra nosotros", aseguró hoy en una entrevista con Efe el embajador norcoreano en España, Kim Hyok Chol.

El diplomático ironizó sobre las informaciones que se han difundido sobre la muerte del hermano mayor del líder norcoreano, Kim Jong-un, ocurrida en el aeropuerto de Kuala Lumpur el pasado 13 de febrero y que investigan las autoridades de Malasia.

Mientras el Gobierno malasio trata de confirmar oficialmente la identidad del fallecido y ha procedido a la detención de dos personas supuestamente vinculadas al asesinato, medios surcoreanos sostienen que el crimen fue ordenado desde Pyongyang y que en el ataque fue empleado un peligroso agente químico denominado "VX".

Según el diplomático, el Gobierno malasio informó inicialmente a las autoridades norcoreanas de que el fallecido era una ciudadano con pasaporte diplomático de Corea del Norte que había muerto tras sufrir un ataque al corazón durante su traslado desde el aeropuerto a un hospital.

Sin embargo "y de repente, se difundieron noticias con la propaganda fabricada por los medios de Corea del Sur y que Malasia siguió" y en las que asumió que había sido un asesinato, se lamentó el diplomático.

Poco después "dicen además que le mataron con un agente nervioso, lo que atenta contra el sentido común", -explica- ya que esa "supuesta peligrosa arma química no afectó a ninguna de las personas que estuvo cerca del fallecido, ni dejó rastro en las instalaciones aeroportuarias".

"Los químicos malasios no tuvieron dudas desde el principio y no encontraron elementos de guerra química en el incidente", añadió el embajador, quien evitó confirmar la identidad del fallecido.

"No sabemos quién es, ni qué pasó. Sólo sabemos que es un ciudadano con pasaporte diplomático" norcoreano, precisó, antes de exigir la repatriación del cadáver "como se haría con cualquier otro ciudadano de nuestro país que fallece en el extranjero para que pueda ser identificado".

Kim Hyok Chol dijo que su país lleva sufriendo desde hace décadas el fenómeno de las "noticias fabricadas", del que "tanto se queja ahora el presidente de Estados Unidos, Donald Trump".

También se refirió a las últimas amenazas norteamericanas, como las que hoy publica el diario The Wall Street Journal, que indica que la última revisión estratégica estadounidense no descarta el empleo de la fuerza militar contra Corea del Norte si no cesa su carrera armamentística.

Para el embajador, "Trump no ha añadido nada a la política de EEUU con respecto" a Pyongyang; "siempre nos han estado amenazando, estamos acostumbrados a las amenazas y a los juegos de guerra" de Washington.

Y "aunque no creemos en la guerra, responderemos a los hechos si somos atacados. Estamos preparados", añadió.

En opinión del diplomático, la confrontación perpetua que Washington mantiene con Pyongyang "no es más que una excusa para mantener a su Ejército en la Península coreana para siempre".

"Nadie quiere que su país esté dividido", destacó al tiempo que defendió las negociaciones intercoreanas para conseguir las reunificación de la nación, aunque sin injerencias extranjeras, alegó, en referencia a EEUU.

Kim detalló además que el pasado año, Estados Unidos suministró de forma secreta a Corea del Sur, donde mantiene destacamentos militares con casi 30.000 soldados, unos 6.000 millones de toneladas en municiones y se preguntó "con qué propósito lo hizo".

Calificó al Gobierno surcoreano, inmerso en una grave crisis política por los casos de corrupción en los que se ha visto envuelta la presidenta, Park Geun-hye, de "marioneta de Estados Unidos" que "pretende encender un conflicto con el que no estamos de acuerdo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha