eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Corea del Norte quiere reabrir su embajada en Australia

- PUBLICIDAD -

El Gobierno de Australia considera que la petición de Corea del Norte de reabrir una embajada en el país oceánico supone un buen paso para dialogar sobre asuntos espinosos como el abuso a los derechos humanos y el programa nuclear de Pyongyang, según expresaron hoy fuentes oficiales.

Aunque se desconoce la fecha de la eventual reapertura de la embajada norcoreana, cerrada en 2008 por problemas financieros, el ministro australiano de Exteriores, Bob Carr, saludó la oportunidad de poder dialogar directamente con los funcionarios del régimen comunista de Pyongyang.

"Una embajada norcoreana en Camberra nos permitiría registrar nuestra profunda y fuerte preocupación respecto a la crisis de derechos humanos en Corea del Norte, que supone probablemente el abuso más sistemático de derechos humanos que pueda existir en el planeta", manifestó Carr a la cadena local ABC.

El jefe de la diplomacia australiana recalcó que la red de campos de concentración para opositores al régimen albergan a unos 200.000 prisioneros, en condiciones en las que predominan, según la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, el hambre y las ejecuciones.

Amnistía Internacional calcula que hay hasta 200.000 personas encarceladas en condiciones infrahumanas en seis campos de concentración de prisioneros políticos en Corea del Norte, país que ha negado sistemáticamente las violaciones a los derechos humanos.

La reapertura de la legación diplomática también permitiría la posibilidad de dialogar otros asuntos como el programa nuclear norcoreano, según una portavoz del Ministerio de Exteriores.

El Gobierno australiano ha impuesto desde 2006 una serie de sanciones contra Corea del Norte por sus pruebas atómicas y con misiles.

Además, Australia, que ha obtenido un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, buscará en el seno de ese organismo se impongan mayores sanciones contra Corea del Norte y ejercerá una mayor presión frente a la situación de los derechos humanos en ese país asiático, expresó Carr ayer a la prensa local.

El pasado domingo, Carr acordó en Sídney con el ministro de Exteriores japonés, Fumio Kishida, trabajar de forma conjunta en el diseño de una respuesta internacional frente al reciente lanzamiento norcoreano de un cohete para poner un satélite en órbita encubriendo una prueba de misiles que violarían dos resoluciones de la ONU.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha