eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cosidó sobre el manual de Interior para taxistas en la detección de yihadistas: "El olor no es un elemento de sospecha"

El director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, ha subrayado que el olor de una persona no da "ninguna información" para levantar sospechas sobre esa persona, criticando así una de las pautas a seguir que el Ministerio del Interior está barajando introducir en el manual de detección de yihadistas que está preparando para los taxistas.

- PUBLICIDAD -
Cosidó sobre el manual de Interior para taxistas en la detección de yihadistas: "El olor no es un elemento de sospecha"

Preguntado sobre su opinión acerca de este elemento, Cosidó ha afirmado que no "tenían ninguna información" de que el "olor fuera un elemento de sospecha". Así, en declaraciones a los periodistas, antes de inaugurar el curso de verano de El Escorial 'Libertad y seguridad frente a las nuevas amenazas', ha explicado que la Policía Nacional ya tiene un protocolo de colaboración con los taxistas madrileños.

"Hay unos canales, unas vías de comunicación en la que si un taxista observa cualquier dato que le pueda resultar sospechoso, tiene unos canales protocolizados que le permite comunicarlos a la Policía", ha apostillado.

CONDENA DE LA VIOLENCIA "SIN PALIATIVOS"

Por otro lado, ha afeado que haya "poderes públicos" como el Ayuntamiento de Madrid que haya apoyado las "actuaciones violentas" del colectivo 'Distrito 14 Moratalaz' --algunos de sus miembros fueron detenidos el pasado 18 de junio por altercados en las fiestas de este distrito madrileño cuando agredieron a personas con la excusa de salir a la "caza del pijo"-- en vez de condenarlos.

El grupo municipal Ahora Madrid expresó en la red social Twitter su respaldo a este colectivo y pidió la libertad de los ocho detenidos en las fiestas de Moratalaz relacionados con las agresiones. Sin embargo, la alcaldesa Manuela Carmena recalcó que el Ayuntamiento de Madrid no tiene "nada que ver con estas manifestaciones" y se mostró contraria a este apoyo reflejado en Internet.

Por su parte, Cosidó ha aseverado que "en democracia hay una línea roja que nadie puede transgredir que es la de la violencia y por parte de los poderes públicos, como el ayuntamiento o cualquier otra administración, hay que dar un mensaje muy contundente de condena sin paliativo de cualquier actitud violenta". En este sentido, ha dicho que "justificar o amparar de cualquier forma" la violencia es un "profundo error".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha