eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cotino admite que estuvo el 11-M en Génova pero niega que entregara 200.000 euros

Dice que fue a la sede del PP para hablar de los atentados con un antiguo colaborador ya fallecido

Explica la mención en los 'papeles de Bárcenas' a que discutió con el extesorero a cuenta de un policía 

La empresa de su sobrino triplicó su facturación a la Administración el año del supuesto pago

- PUBLICIDAD -

El actual presidente de Les Corts valencianas Juan Cotino admitió este viernes ante el juez Pablo Ruz que estuvo el 11 de marzo de 2004 en la sede de Génova. Según los ‘papeles de Bárcenas’, Cotino visitó la sede central de su partido para entregar 200.000 euros procedentes de Sedesa, una empresa de su sobrino adjudicataria de numerosos contratos con la Administración. Sin embargo, el exdirector de la Policía con Aznar dijo hoy que solo pasó por Génova aquella mañana para comentar los atentados que horas antes se habían producido en los trenes de cercanías.

Cotino, que declaraba como testigo, ha dicho al juez que el día del presunto pago había viajado a Madrid para mantener una reunión en el Ministerio del Interior, pero que los atentados obligaron a su suspensión. Según Cotino, acudió a Génova para hablar de los atentados con un antiguo colaborador en Interior. El nombre de este colaborador es Francisco Villar, que no podrá desmentir esta información al haber fallecido en 2011.

Al ser preguntado por el posible motivo de la anotación en los papeles de Bárcenas –“11 de marzo de 2004. Juan Cotino (Sedesa). 200.000”-, Cotino insinuó que podía responder a una venganza de Bárcenas, con el que discutió cuando el extesorero del PP le  hizo reproches sobre el entonces comisario general de Policía Judicial, Juan Antonio González. Dos informes periciales aseguran, sin embargo, que los ‘papeles de Bárcenas’ fueron escritos a lo largo de los años y no de una sola vez.

Cotino fue director de la Policía de 1996 y hasta 2002 y en el momento de la supuesta entrega era delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana. Por su parte, González era la ‘bestia negra’ para muchos dirigentes del PP mientras estaban en la oposición. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), que investiga el ‘caso Gürtel’, dependía de él y su cese fue una de las primeras decisiones que adoptó el Gobierno del PP en materia de Interior. González es un policía de dilatado historial –participó en la resolución del crimen de Anabel Segura y trajo de regreso a Luis Roldán- que ocupó un puesto de responsabilidad en los primeros años de Cotino, pero en 2000 fue enviado a dirigir la Jefatura provincial de Murcia.

El periplo de Cotino por Madrid el 11-M

Juan Cotino visitó varios puntos ‘calientes’ de Madrid el día de los atentados de Atocha. Según dijo al juez, llegó en avión pero nunca acudió al Ministerio del Interior, donde tenía prevista una reunión con un cargo del departamento, José María Cervera. Ambos iban a abordar la situación del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Valencia y la línea de ferry que une Alicante con Orán. Los atentados anularon el encuentro, así que Cotino, según su versión, se fue a visitar a Gabriel Fuentes, un policía con amplia experiencia en la lucha antiterrorista que, en ese momento, ocupaba la Subdirección del Gabinete Técnico de la Policía, un cargo burocrático.

De allí, según el relato de Cotino, pasó por la estación de Atocha, y de allí se desplazó a la sede de Génova para hablar con Francisco Villar. Este era el jefe de gabinete de Rajoy y había trabajado con Cotino en los tiempos de éste en la Policía. En su declaración de julio ante Ruz, Bárcenas ratificó sus anotaciones y dijo que el 11 de marzo de 2004, Cotino acudió con una cantidad de dinero que entregó a Álvaro Lapuerta. El extesorero declaró que creía que eran 300.000 euros y que no recordaba si procedían o no de la empresa del sobrino de Cotino.“¿Miente Bárcenas?”, le preguntó una periodista a Cotino a la salida de su declaración. “En lo que a mi respecta, sí”, contestó el político conservador.

Como imputado declaró hoy Vicente Cotino Escrivá, sobrino del primero. Vicente Cotino es administrador único de Asedes Capital S.A, empresa matriz de Sedesa. El presunto pago al PP de Sedesa se produce en un año en el que la empresa recibe una de sus mayores adjudicaciones, 44,6 millones de la Generalitat al Consorcio Valencia 2007, según un informe de la UDEF. Vicente Cotino ha dicho no conocer a Bárcenas ni a Lapuerta y añadió que “nunca” ha utilizado a su tio para sus negocios, según fuentes presentes en la declaración.

Vicente Cotino solo contestó a las preguntas del juez y del fiscal. Antonio Romeral, representante del Ministerio Público, siguió con su tónica habitual en las declaraciones del ‘caso Bárcenas’ y tan solo realizó tres preguntas al imputado. Una de ellas fue si estaba inmerson en algún proceso judicial. Él respondió que no, aunque está imputado en el ‘caso Gürtel’ por facturas libradas a Orange Market.

Las acusaciones populares fueron más incisivas y preguntaron por el espectacular aumento en la facturación a la Admnistración de Sedesa el año del pago investigado. Si la empresa percibió 18 y 19 millones de euros en 2002 y 2003, respectivamente, en 2004 la cifra se elevó a 60 millones de euros. Vicente Cotino no ofreció mayor explicación al repecto. Su tio también negó haber tenido responsabilidad nunca sobre los fondos del PP en Valencia ni Madrid y que cuando se produjo la supuesta entrega él solo tenía el 9% de las acciones de Sedesa. 


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha