eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cumbre China-UE comienza mañana con el acuerdo de inversiones como prioridad

- PUBLICIDAD -

China y la Unión Europea (UE) comienzan mañana su 16 Cumbre bilateral en Pekín, en la que se espera que anuncien el inicio de las negociaciones sobre un acuerdo de inversiones bilateral, primordial para reducir las barreras de acceso a los mercados y reforzar las garantías empresariales.

Así lo han anticipado ambas partes en los días previos a la cumbre, como el portavoz del Ministerio de Comercio chino, Shen Danyang, y el embajador de la UE para China, Markus Ederer.

El acuerdo se ha convertido en el tema estrella del encuentro, y su importancia es esencial para aumentar una inversión bilateral aún modesta, pese a ser China el segundo socio comercial de la UE, y la UE el primero de la segunda economía mundial.

Menos del 3 por ciento de la inversión extranjera de la UE tiene como destino el gigante asiático y, si bien el porcentaje de la inversión directa de China que llega a la UE es similar, su volumen está creciendo significativamente en los últimos años, según el Real Instituto Elcano de Estudios Internacional.

Un tratado de estas características, que para la UE sería el primero que no iría acompañado de otro de libre comercio, facilitaría también la resolución de los conflictos comerciales entre China y la UE.

A finales de julio, ambos concluyeron uno de sus mayores litigios recientes sobre presuntas prácticas desleales en la exportación de paneles solares a la UE, aunque aún mantienen disputas sobre productos como el vino.

China acusa a la UE de venderlo hasta un 20 por ciento más barato, si bien representantes de organizaciones vinícolas de ambas partes se han reunido esta semana en Pekín para limar asperezas antes del encuentro.

Además, la cumbre se produce en una coyuntura especialmente favorable, días después de que el Partido Comunista chino (PCCh) anunciara un amplio paquete de reformas económicas y sociales.

Entre ellas, se permitirá más entrada de capital privado en el mercado y se protegerá y fomentará la innovación, con un eventual tribunal para salvaguardar la protección intelectual, área en la que la UE y China también firmarán un acuerdo durante la cumbre, junto a agricultura y energía.

Ese buen "clima" es percibido por la parte europea, según aseguró hoy a Efe el vicepresidente del departamento de Presupuesto del Comité Europeo Económico y Social, Hans Joachim Wilms, quien consideró que "se nota que (China) se está abriendo".

Wilms es uno de los representantes europeos del foro sobre desarrollo urbano China-UE que comenzó hoy en Pekín para debatir, en paralelo a la cumbre, sobre desarrollo urbano o medio ambiente.

Por su parte, el embajador de la UE para China, Markus Ederer, también incidió en que, junto al acuerdo de inversión, los derechos humanos serán "un asunto principal".

"En China, como en otros países, se necesitan esfuerzos sustanciosos en esta materia", dijo en Pekín la pasada semana.

Ederer destacó el "respeto por el progreso que China ha logrado al sacar a cientos de millones de personas de la pobreza", pero, dijo, "todavía hay grandes preocupaciones, como la libertad de expresión en zonas como Xinjiang (noroeste) o el Tíbet".

La cumbre se celebra en medio del "fuerte molestar" chino, según expresó hoy el Gobierno, por las cinco órdenes internacionales de arresto emitidas por la Justicia española contra el expresidente y otros cuatro exlíderes, por la represión en el Tíbet.

También se cubrirán asuntos internacionales como el conflicto sirio y la crisis iraní, confirma la delegación de la UE en China.

Se espera que el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y su homólogo de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, sean recibidos por el presidente chino, Xi Jinping.

También asistirán a la cumbre el vicepresidente de la Comisión Europea de Transporte, Siim Kallas, y los comisarios de Comercio, Karel de Gucht; política regional, Johannes Hahn; y energía, Günther Oettinger.

La cumbre, muy esperada al ser la primera bilateral desde el relevo de poder de China del pasado año, definirá las principales líneas de actuación entre Bruselas y Pekín hasta el 2020.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha