eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

"Debemos devolver la confianza a la gente de Mosul", afirma un jefe policial

- PUBLICIDAD -

Una vez que las fuerzas iraquíes retomen el control de la ciudad de Mosul, la Policía se centrará en "devolver la confianza a la gente en las tropas y las autoridades", dijo hoy en una entrevista a Efe el máximo responsable policial de la provincia de Nínive, Wafeq Mohamed Abdelqader.

El teniente general Abdelqader se refirió así a la pérdida de confianza de los habitantes de Mosul en sus autoridades, después de que las fuerzas iraquíes huyeran de la capital de Nínive en junio de 2014, cuando se produjo la invasión del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

A su juicio, la recuperación de esa confianza pasa por "mantener el orden y la seguridad" en la urbe, la segunda más importante de Irak.

"Uno de nuestros objetivos es limpiar la ciudad de yihadistas y lo haremos, aunque éstos se infiltren, porque tenemos sus nombres", afirmó.

Después, se abrirán las comisarías para que la gente vea que todo está bajo control y es seguro, y así "volver de nuevo a la civilización".

Con respecto a las denuncias de Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales sobre los presuntos abusos y expulsiones cometidos por las milicias chiíes Multitud Popular y las fuerzas kurdas o "peshmergas" contra los árabes suníes en las ciudades liberadas, Abdelqader negó que sea algo generalizado.

"Puede que haya algún caso aislado y entonces nos ocuparemos de ello", aseguró.

Sin embargo, la ONU y organizaciones como Amnistía Internacional o Human Rights Watch han documentado en varios informes casos de violencia cometidos contra árabes suníes a modo de "venganza", ya que el EI es una organización que se califica de suní.

Por ello, existen temores sobre la posibilidad de que haya tensiones entre las diferentes confesiones (musulmanes suníes y chiíes, cristianos y yazidíes), una vez que las ciudades recuperadas de manos del EI vuelvan a la normalidad.

"No vamos a dejar que eso suceda, que la gente se vengue, no vamos a dejar que la vida se convierta en un caos", prometió el teniente general, quien reveló: "Yo soy suní y el EI mató a mi hijo y a mi hermano".

Tampoco está claro qué sucederá con los yihadistas que están escapando por el oeste de Mosul en dirección a la colindante provincia siria de Al Raqa, feudo del EI en el país vecino.

Según el jefe policial, las fuerzas evitarán que estos extremistas vuelvan a pisar suelo iraquí, ya que controlan las fronteras y el desierto entre Mosul y los límites con Siria.

Sobre los actuales movimientos de las fuerzas iraquíes, así como los de sus milicias aliadas Multitud Popular y de las tropas "peshmergas", el teniente general destacó la importancia de la toma de la localidad de Hamam al Alil, a unos 30 kilómetros al sur de Mosul.

En su opinión, con la conquista de esta zona "será muy fácil entrar en Mosul por el lado derecho (del río Tigris, parte occidental de la ciudad)".

De esta manera, las fuerzas iraquíes cercarán la todavía "capital" yihadista de Irak por el flanco oeste, después de que el pasado martes entraran por el extremo este de la ciudad, en el barrio de Kukyeli.

Abdelqader indicó que este distrito "está bajo control total de las fuerzas iraquíes", pese a que hoy no se permitiera a los periodistas acceder a él por motivos de seguridad.

El jefe de la Policía de Nínive confirmó las informaciones sobre la presencia de yihadistas infiltrados por algunos túneles y que cometieron en las últimas horas atentados con coches bomba, aunque aseguró que no se produjeron en Kukyeli, sino en "otras zonas" del este de Mosul.

"Es la única solución que tiene el EI. No es capaz de enfrentarse cara a cara, por eso mandan suicidas. Pero gracias a Dios nuestras tropas lo están gestionando muy bien", agregó.

Abdelqader confirmó también que sus fuerzas entraron en los barrios orientales de Al Qudis y Al Karama, aunque todavía necesitan eliminar todos los explosivos que suele dejar el EI a sus espaldas cuando huye.

Añadió que en esas zonas "no hay enfrentamientos, solo son células durmientes que vienen y quieren probar que están ahí. Pero prácticamente están acabados".

Preguntado sobre cuánto tardarán las fuerzas iraquíes en recuperar el control de la totalidad de Mosul, el responsable de la Policía de Nínive no se aventuró a dar un plazo, pero dijo, mientras tocaba madera, que espera que este sea "menor" a tres meses.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha