eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Decenas de edificios calcinados en un brote de violencia sectaria en Birmania

- PUBLICIDAD -
Decenas de edificios calcinados en un brote de violencia sectaria en Birmania

Decenas de edificios calcinados en un brote de violencia sectaria en Birmania

Decenas de edificios, entre ellos una mezquita y un orfanato, terminaron calcinados tras la explosión de un nuevo brote de violencia sectaria entre budistas y musulmanes en el noreste de Birmania (Myanmar), informan hoy los medios locales.

Las autoridades birmanas impusieron el toque de queda en la ciudad de Lashio, capital del estado Shan, anoche y desplegaron efectivos militares para controlar los grupos de furiosos budistas que se dirigían a los barrios de mayoría musulmana.

El jefe de la policía de Lashio declaró a la radio estatal que no se han registrado víctimas mortales durante los incidentes y que la situación esta mañana se encontraba bajo control.

El Gobierno de Birmania condenó en un comunicado lo sucedido e hizo un llamamiento a la población a mantener la calma.

El detonante de los disturbios fue el ataque de un hombre musulmán contra una mujer budista a la que prendió fuego.

Según los medios estatales, la víctima, de 24 años, sufre quemaduras en el pecho, espalda y manos, aunque su situación es estable.

Un hombre de 48 años fue arrestado por el ataque después de que decenas de monjes budistas se concentraran a las puertas de la comisaría de policía local.

Las autoridades no informaron de heridos durante los disturbios.

El año pasado, la violación y asesinato de una joven budista a manos de varios musulmanes en el estado de Rakhine (oeste) desató una ola de violencia sectaria que causó 163 muertos y más de 100.000 desplazados, de los que gran parte aún continúan en campamentos de refugiados.

Otras 43 víctimas mortales fueron contabilizadas el pasado marzo durante un rebrote de los disturbios en las provincias centrales del país tras una discusión entre los dueños musulmanes de una tienda de oro y clientes budistas, que además ocasionaron 12.000 desplazados.

La ONU, Estados Unidos, la Unión Europea y los gobiernos de otros países han expresado su preocupación por que los disturbios puedan contribuir a descarrilar las reformas que acomete Birmania después de casi medio siglo de regímenes militares.

Birmania tiene cerca de 60 millones de habitantes, de los que el 89 por ciento son budistas, un 4 por ciento musulmanes y el resto de otras religiones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha