eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Defensa renuncia a 14 cazas Eurofighter y 23 helicópteros para reducir gasto

- PUBLICIDAD -
Defensa renuncia a 14 cazas Eurofighter y 23 helicópteros para reducir gasto

Defensa renuncia a 14 cazas Eurofighter y 23 helicópteros para reducir gasto

Defensa ha renunciado a la compra de 14 cazas Eurofighter, 23 helicópteros NH-90 y 73 vehículos Pizarro, según el plan de reprogramación de los Programas Especiales de Armamento, que persigue reducir su coste, que actualmente se eleva a 29.495 millones de euros, unos 7.000 menos que al inicio de esta legislatura.

El secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, ha presentado en la Comisión de Defensa del Congreso los planes para hacer frente a los compromisos con la industria de armamento, entre ellos el plan de reconducción de los 19 programas especiales, que elevará Defensa próximamente al Consejo de Ministros para su aprobación.

Este plan, según el número dos de Defensa, incluye "medidas muy firmes" ante la situación financiera "insostenible" del Ministerio de Defensa, que arrastra una acumulación de impagos a proveedores de la industria de la defensa que en diciembre de 2011 alcanzaban los 36.875 millones y ahora se ha reducido hasta los 29.495 millones.

En este sentido ha precisado de estos 29.495 millones de euros, más de 6.000 ya están pagados, otros 15.000 están financiados con préstamos de Industria y otros 8.000 millones quedan por financiar.

Tras afirmar que el nuevo plan de reprogramación contempla reducción de unidades y retrasar los pagos, ha anunciado que España no firmará la tercera fase del programa Eurofighter, prevista para finales de año, que incluía la adquisición de 14 aviones de combate.

Esta decisión, junto con la reducción de la flota de estos cazas y el aplazamiento en la entrega de 15 unidades hasta 2015, supondrá un ahorro de 2.966 millones de euros.

Argüelles ha dicho que la aplicación del nuevo plan amortigua la deuda, pero no impedirá la aprobación este año de un nuevo crédito extraordinario de entre 800 y 1.000 millones de euros para atender pagos pendientes a la industria de la defensa.

Tras recordar que el pasado año se aprobó un crédito de 1.800 millones, que fue destinado principalmente al programa Eurofighter, el secretario de Estado ha apostado por conceder créditos extraordinarios de entre 800 y 1.000 millones hasta 2015.

Respecto al avión de transporte A-400-M, se mantiene la decisión de adquirir 14 unidades, pero se ha acordado que 13 de ellas se pondrán a disposición para la exportación. Con ello se estima un ahorro global de 2.360 millones de euros.

Asimismo Defensa reduce de 45 a 22 el número de helicópteros NH-90 que estaba previsto adquirir y disminuye de 190 a 117 el número de vehículos Pizarro que había encargado, lo que supone un ahorro de 163 millones de euros.

El programa del submarino S-80, que cuenta con un presupuesto de 2.135 millones, no sufrirá variaciones, a pesar de que el primer prototipo haya registrado problemas de navegabilidad por exceso de tonelaje y tamaño.

Sobre el programa de los helicópteros Tigre se renuncia a realizar una serie de modificaciones en 6 de ellos, con lo que ahorrarán unos 33 millones.

Durante su intervención, seguida por el jefe de Estado Mayor de la Defensa, almirante general Fernando García Sánchez, el secretario de Estado ha expresado su confianza en que el nuevo plan tenga impacto mínimo sobre el empleo y la operatividad de las Fuerzas Armadas.

Por otra parte ha desvelado que el nuevo plan también contempla la centralización de la adquisición de armamento y que se reducirán los órganos de contratación de 111 a 63 centros.

El portavoz del PSOE, Victor Morlán, ha afirmado que no le cuadran las cuentas de los programas especiales presentados por Argüelles y ha mostrado su temor por las repercusiones en el empleo y la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas.

Sin embargo, Vicente Ferrer, del PP, quien ha afirmado que los programas especiales de armamento son clave para la seguridad y la defensa, ha lamentado que España es en Europa el país que menos gasta en Defensa, tras Estonia y Luxemburgo.

Por su parte, Joan Tardá, de ERC, ha afirmado que es "un gran escándalo que tengamos que aceptar que no se cuestione la existencia de los programas especiales de armamento".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha