eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Delegaciones diplomáticas visitan el conflicto en estado birmano de Rakhine

- PUBLICIDAD -
Delegaciones diplomáticas visitan el conflicto en estado birmano de Rakhine

Delegaciones diplomáticas visitan el conflicto en estado birmano de Rakhine

Representantes de varias delegaciones diplomáticas iniciaron hoy una visita al estado Rakhine, en el oeste de Birmania, donde oenegés denuncia violaciones de derechos humanos por parte de los militares desde el brote de violencia surgido a principios de octubre.

El Gobierno birmano convocó la víspera a los embajadores de Estados Unidos, Reino Unido, Unión Europea y China, entre otros, confirmaron a Efe por teléfono fuentes diplomáticas.

No obstante, las autoridades locales no aportaron en el momento detalles de la agenda de la visita, que se cree durará dos jornadas.

Las fuente también estimó como "positiva" la oportunidad brindada a las legaciones a fin de lograr una visión cercana a la situación del conflicto.

El pasado 9 de octubre, un grupo armado no identificado atacó tres puestos de control policial en el distrito de Maungtaw, en la frontera con Bangladesh, en el que perecieron nueve policías y ocho asaltantes.

Acto seguido, los militares declararon la región como "zona de operaciones" y bloquearon completamente el acceso a los medios y organizaciones no gubernamentales para iniciar una barrida contra los presuntos atacantes.

Desde el estallido de violencia, al menos 40 personas han muerto, según las cifras oficiales, entre policías, militares, asaltantes y vecinos.

Organizaciones no gubernamentales, por otro lado, apuntan que la cifra de muertos podría ser mayor a la estimada por las autoridades a las que acusan de ejecuciones extrajudiciales, violaciones, saqueos y quema de poblados.

Chris Lewa, directora de la organización Arakan Project que trabaja en el estado Rakhine, cifró la semana pasada en al menos 37 las violaciones de mujeres por parte de los efectivos militares, además de centenares la quemas de viviendas y decenas las ejecuciones extrajudiciales.

Según declaró a Efe Phil Robertson, subdirector de Human Rights Watch (HRW) en Asia, "el Ejército birmano usa la violencia con los civiles para tratar de barrer las comunidades rohinyá" del estado Rakhine.

Más de un millón de rohinyá viven en Rakhine, una minoría que reside en Birmania desde hace siglos, pero cuyos miembros no son reconocidos como ciudadanos birmanos sino como inmigrantes bengalíes.

Unos 120.000 de ellos viven confinados en 67 campos en ese estado y sufren todo tipo de restricciones desde el brote de violencia sectaria en 2012 que causó al menos 160 muertos.

El de los rohinyá es un asunto sensible en la política birmana, condicionada por grupos radicales budistas que llevaron al anterior Ejecutivo a adoptar múltiples medidas discriminatorias contra este colectivo, incluida la privación de movimientos.

El actual Gobierno birmano, en el que forma parte la premio nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, creó en agosto una comisión encabezada por el exsecretario general de la ONU Kofi Annan que elaborará un informe con recomendaciones para solucionar el conflicto sectario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha